Niña de 10 años ayuda a su madre a dar a luz en casa. (Foto: North County Fire & Rescue / Facebook)
Niña de 10 años ayuda a su madre a dar a luz en casa. (Foto: North County Fire & Rescue / Facebook)

Una niña de 10 años puso manos a la obra cuando Viola Fair, su madre, empezó trabajo de parto tres semanas antes de lo esperado.

Lejos de entrar en pánico, la pequeña Miracle Moore, de Missouri, Estados Unidos (EE.UU.), llamó rápidamente al 911, donde le dieron instrucciones para asistir a su mamá mientras esperaba que los servicios de emergencia llegaran a su casa, señaló el medio .

Con ayuda del operador Scott Stranghoener, la niña pudo mantener en calma a su madre. Durante la llamada se escuchó a Miracle diciéndole a la mujer que se acueste y asegurándole que todo está bajo control.

“¡Ella está aquí!”, dijo la menor mientras nacía su hermana. “¿El bebé está respirando?”, preguntó Stranghoener. “Sí, está llorando en este momento”, respondió la pequeña. “Está bien, hiciste un buen trabajo”, comentó el operador.

Así, Miracle se convirtió en la primera persona en dar la bienvenida a Jayla, su hermana menor, al mundo.

“Cuando llegó la bebé Jayla, Miracle estaba allí con una toalla para limpiarle la cara y ayudarla a estimularla a llorar y mantenerla caliente hasta que llegaran los paramédicos”, señaló el Departamento de Bomberos y Rescate del Condado Norte en un comunicado difundido vía .

Un equipo de bomberos llegaron a la escena en cuestión de minutos. Fair y Jayla fueron llevadas a un hospital.

Premiada por su valentía

Algunos días después del suceso, la mencionada institución honró a Miracle por su valentía, otorgándole un certificado y un broche, reconocimientos que se otorgan a los bomberos que atienden partos. También recibió una tablet con juegos y un diario cuya portada dice: “Tú puedes cambiar el mundo, niña”.

Durante la premiación estuvo presente Stranghoener, trabajador que ayudó a la menor durante el nacimiento de Jayla.

Etapas del trabajo de parto

El trabajo de parto es una experiencia única. A veces termina en cuestión de horas y en otros casos pone a prueba la energía física y emocional de la madre, señala el portal .

Este proceso consta de tres etapas y conocer cada una de ellas es fundamental a la hora de dar a luz:

Trabajo de parto temprano y trabajo de parto activo: se produce cuando empiezas a sentir contracciones persistentes. Estas contracciones se vuelven más fuertes, más regulares y más frecuentes con el tiempo. Hacen que el cuello del útero se expanda (se dilate) y se ablande, además de acortarse y afinarse (borrarse) para permitir que el bebé entre en el canal de parto.

El nacimiento: el dar a luz puede tomar unos pocos minutos o varias horas. Puede tomar más tiempo para las madres primerizas y las mujeres que han recibido una epidural.

Expulsión de la placenta: durante la tercera etapa del trabajo de parto, expulsarás la placenta, la cual suele desprenderse en 30 minutos, pero el proceso puede durar hasta una hora.