Módulos Tomas de Canal

Alemán tiene terminantemente prohibido ir a comer makis tras devorarse 100 tablas

El triatleta alemán Jaroslav Bobrowski quiso aprovechar una gran oferta de un restaurante de sushi y terminó siendo echado de este

Jaroslav Bobrowski

Bobrowski ha competido en el Ironman y también tiene como afición el fisicoculturismo, por lo que su cuerpo está habituado a una gran demanda de calorías. (Foto: Facebook Jaroslav Bobrowski)

Facebook

Las ofertas de barra libre o "come todo lo que puedas" son bastante populares y muchos restaurantes realizan extensas campañas en plataformas como Instagram o Facebook para promoverlas. Más allá del atractivo que estas pueden tener, a veces pueden suponer un verdadero problema para los negocios y la reciente historia del alemán Jaroslav Jaroslav Bobrowski lo demuestra.

Bobrowski es un triatleta y aficionado al culturismo que ha participado en Ironman, por lo que hoza de un gran estado físico. Su severa rutina de entrenamiento no le impide darse grandes gustos y eso fue lo que sucedió cuando encontró una promoción de tenedor libre en un local llamado Running Sushi en la ciudad de Landshut (Bavaria).

El hombre de 30 años acudió al restaurante de sushi pagando solo 15,90 euros y terminó comiendo 100 platos, dejando perplejos a los empleados y el dueño del negocio. Al final, Bobrowski terminó siendo echado y le dijeron que no vuelva nunca más. Es más, el mozo que lo atendió ni siquiera quiso aceptar la propina que el triatleta dejó.

Jaroslav Bobrowski

Jaroslav Bobrowski junto a la pila de platos que dejó en el restaurante. (Foto: captura)

Captura de pantalla

Siendo justos con Jaroslav, hay que señalar que, según TripAdvisor, cada uno de los platos de Running sushi contiene entre dos y tres piezas de sushi; sin embargo, la cantidad sigue siendo considerable. A fin de cuentas, la historia terminó haciéndose viral en Facebook.

Tan Le, el responsable del negocio, señaló que su decisión puede ser considerada inapropiada por muchos, pero que la defiende como una necesidad. "Quiero ganar clientes y no ofender a ningún invitado, pero con 15,90 euros por comensal solo generamos ingresos por las bebidas ¡y este cliente solo consumió un té en toda la noche!", contó Le al medio alemán Bild.

El mismo Jaroslav admitió que el personal del restaurante constantemente le pedía que bebiera más. "Lo entiendo totalmente", señaló al respecto el deportista.

Sushi

El sushi es un plato basado en arroz y en su presentación más frecuente suele tener pescado. (Foto: El Comercio)

El Comercio

Teniendo en cuenta su peculiar dieta, es más que evidente que de Bobrowski no es nada rentable para cualquier negocio con una barra libre de comida. "No como nada durante 20 horas y el resto del tiempo como tanto como sea posible", contó el triatleta a Bild.

Esto último se debe a que los triatletas deben cubrir el enorme consumo calórico que genera su actividad física, aunque parece que a Jaroslav se le fue un poco la mano. Lo sorprendente es que después de semejante 'atracón' de sushi, el alemán haya contado que solo tiene un exceso de grasa del 10%.


Tags Relacionados:

Alemania

Facebook

IrMundial 2018