Mafia italiana ofrece 5 mil euros por la cabeza de Pocho, un perro que trabaja en la brigada antidrogas 

Este policía de cuatro patas se ha convertido en la pesadilla de los narcotraficantes. Su historia se compartió en Facebook y se viralizó rápidamente

Pocho, el perro perseguido por la mafia italiana

Pocho, el perro perseguido por la mafia italiana

Antes de ser policía, Pocho vivía con un médico que lo llamó así por el apodo del exfutbolista Ezequiel Lavezzi, ídolo de los hinchas del Nápoles. (Foto: Referencial/Pixabay)

Pocho es un hábil y pequeño perro que se ha convertido en la pesadilla de Camorra, una de las organizaciones criminales mafiosas más antiguas de Italia y que ha causado polémica en redes por anunciar una recompensa de 5 mil euros para quien les lleve la cabeza del can. La historia se compartió en Facebook y se hizo viral.

Sucede que el animal forma parte de la brigada antidroga de Nápoles, en donde ha obtenido gran popularidad por llegar a descubrir más de dos toneladas de sustancias ilegales durante su carrera.  

Esto, como es de suponer, se ha convertido en un auténtico dolor de cabeza para la mafia pues significa una pérdida de millones de euros. El hecho generó todo tipo de comentarios entre los usuarios de Facebook tras la publicación de una fotografía protagonizada por pocho y parte del equipo de oficiales antidrogas.

"El perfecto entendimiento entre el perro y su cuidador ha permitido dirigir una investigación que con la ayuda de Pocho, la policía encontró 40 gramos de materia herbácea, así como 4 plantas de marihuana", escribió la jefatura de la ciudad en la publicación de Facebook.

Se dio a conocer además que el can dio su último golpe hace unas semanas. Esto ocurrió durante un operativo en Nocera Inferiore (Salerno), en donde el perro policía descubrió 30 kilos de cocaína pura.

Antes de ser policía, Pocho vivía con un médico que lo llamó así por el apodo del exfutbolista Ezequiel Lavezzi, ídolo de los hinchas del Nápoles. No obstante, la alergia que desarrolló el hijo del dueño obligó a su familia a alejarse de él, llegando posteriormente a la Policía.

Su nuevo dueño asegura que el serio trabajo de Pocho es simplemente "un juego" para él. Y es que una vez que el can descubre una sustancia prohibida, lo premia con una galleta y le hace jugar con una pelota.

Tags Relacionados:

Viral

Italia

Facebook

Leer comentarios ()

IrMundial 2018