Lo más probable es que la niña, de nombre Abigail, jamás olvide la experiencia. (Foto referencial - Pexels)
Lo más probable es que la niña, de nombre Abigail, jamás olvide la experiencia. (Foto referencial - Pexels)

| Todos hemos hecho numerosas travesuras cuando éramos niños. No obstante, pocos llegaron tan lejos como la hija de Lisa Tschilig Hoelze, una mujer cuya pequeña se enredó unos 150 juguetes en el cabello.

MÁS INFORMACIÓN: Como si fuera una película: perro se aparece todos los días en la puerta de un hospital esperando la mejoría de su dueño

La historia de cómo pasó todo fue contada por la señora en su cuenta de el pasado 11 de enero. Dicho post ha sido compartido en más de 227.000 ocasiones.

Según ella, todo comenzó cuando sus hijos, Abigail y Noah, fueron al sótano para jugar. La madre se encontraba tranquila ya que ambos habían terminado sus labores escolares.

MÁS INFORMACIÓN: Despistado policía entra al baño de una tienda y deja su arma colgada en el gancho de la puerta

Pasó poco tiempo para que la pequeña, de 7 años, subiese las escaleras con su hermano y le mostrase cómo decenas de bunchems, juguetes armables de forma redonda, estaban enredados en su cabello.

“Tenía alrededor de 150 de estas cosas en la cabeza. (Abigail y su hermano) Habían empeorado el problema cuando intentaron quitarlos (...) Me tomó tres horas sacar quince”, sostuvo Lisa en su post de Facebook.

El trabajo para retirar los objetos se extendió hasta el día siguiente. En total, fueron necesarias 20 horas para lograr que el pelo de Abigail quede completamente liberado. “Le salvamos el cabello, y aunque estaba más delgado, no estaba tan dañado como pensaba, gracias a Dios”, señaló Lisa.

Hay indicar que este no es el único caso en que una niña pasa apuros por culpa de los bunchems. En 2019 ocurrió un hecho similar.


TAGS RELACIONADOS