Autoridades en Australia incautaron dos cachorros a una pareja vegana por criarlas en pésimas condiciones: ambos presentaban desnutrición crónica. | Foto: RSPCA
Autoridades en Australia incautaron dos cachorros a una pareja vegana por criarlas en pésimas condiciones: ambos presentaban desnutrición crónica. | Foto: RSPCA

Los inspectores de la de notificaron a las autoridades de Queensland, en reiteradas ocasiones, que James McKenzie y Megan Price cometían crueldad animal hacia Roo y Ula, dos cachorros de raza Bull Arab. Esta es la de cómo la mala alimentación que una pareja vegana le daba a sus mascotas acabó provocándoles un cuadro de desnutrición grave y la posterior muerte de uno de estos indefensos animales.

Duran las visitas descubrieron que Roo presentaba bajo peso, no podía ponerse de pie y tenía ampollas en el estómago a causa de un yeso casero que elaboró la pareja para curarle una lesión en la pata y que el cachorro frotó contra su piel. Las autoridades descubrieron que ambos perritos eran alimentados con garbanzos, quinua, arroz y grano, llevándolos a una desnutrición crónica.

James McKenzie y Megan Price afirmaron que se les había terminado la comida para perros y no tenían dinero para comprar más y ni mucho menos para llevara las mascotas al veterinario. En una anterior oportunidad, la pareja le mintió a la RSPCA afirmando que ambos canes habían muerto.

MÁS INFORMACIÓN: La historia de Andrés Cantó: el joven que construyó una cueva tras ser regañado por sus padres
MÁS INFORMACIÓN: La buscaron durante seis meses y ella sobrevivió en una carpa en el bosque y comiendo pasto
MÁS INFORMACIÓN: La trágica historia del gato que sobrevivió al accidente de la Línea 12 del Metro de México

Los cachorros Roo y Ula son de raza bull arab, un tipo de perro desarrollado en Australia y que ayudan en la caza de cerdos. Integrantes de la Sociedad de Prevención de la Crueldad Animal registraron la casa y se percataron que no había comida para perros ni productos cárnicos en la propiedad. “Usted come animales asesinados, nunca será como nosotros, somos veganos y amamos a los animales”, increpó McKenzie a un inspector de la RSPCA en el preciso momento en que incautaba a los cachorros.

Las mascotas fueron rescatadas del evidente maltrato que sufrían por parte de la pareja.| Foto: RSPCA
Las mascotas fueron rescatadas del evidente maltrato que sufrían por parte de la pareja.| Foto: RSPCA

Según y malnutrición. Roo y Ula fueron sometidos a un tratamiento de emergencia, pues los veterinarios aseguraron que tres meses de dieta inapropiada habían provocado un desequilibrio nutricional grave.

Las autoridades el estado australiano de Queensland prohibieron a James McKenzie y Megan Price poseer mascotas durante tres años y han sido obligados a pagar una multa de 7 mil dólares estadounidenses, tras descubrirse las pésimas condiciones alimentarias que le dieron a sus mascotas.

Así, la de maltrato animal a causa de una terrible dieta llegó a su fin con una triste noticia. Mientras que Ula se recuperó y fue adoptada, Roo no corrió con la misma suerte. El perrito no pudo combatir la desnutrición crónica y los veterinarios aconsejaron que sea sacrificado pues iba a sufrir dolor en todo su cuerpo el resto de su vida.