Joe terminando de pintar la pared de una escuela de arte. (Facebook | Boom)
Joe terminando de pintar la pared de una escuela de arte. (Facebook | Boom)

Hace unos meses, la historia de , un niño británico de nueve años que era regañado por su maestros por dibujar durante las horas de clases se hizó viral; sin embargo, su historia ha vuelto a resaltar después que un restaurante decidiera contratarlo para que dibuje las paredes de su establecimiento.

Apenas unos días después, se ha podido saber que Joe sigue haciendo lo que más le gusta en esta vida. Gracias a la popularidad que ganó con los diseños para el restaurante, a Joe le han salido más trabajos. El último ha sido el de decorar algunos de las paredes de una escuela de arte llamada Bloom de su ciudad. Un trabajo que le ha llevado siete horas y que el centro ha compartido a través de su página de Facebook.

“¡Lo ha hecho! Esas pequeñas piernas han subido los escalones de esa escalera para terminar el último trozo. Imperturbable como siempre, se tomó su tiempo y su ciudad ya está completa. Bien hecho Doodle Boy”, se lee en la publicación de Facebook de la casa de estudios.

“La respuesta internacional al trabajo de Joe ha sido increíble y muy positiva. Nos gustaría darle las gracias a todos. Hemos estado ocupados, ya que Joe ha recibido muchísimas propuestas para trabajar y oportunidades para registrar su arte, por lo que hemos empezado a trabajar con un representante para que le ayude a organizar todas las peticiones”, explicó el padre del niño a Bored Panda.

TE PUEDE INTERESAR

VIDEO RECOMENDADO

Búnker 703, un paseo bajo tierra por las entrañas de Moscú




TAGS RELACIONADOS