Módulos Tomas de Canal

Blake Mompher, el niño con discapacidad que caminó por primera vez en su graduación preescolar

Usando un andador, el menor, con una sonrisa de oreja a oreja en su rostro, dio unos pasos para poder recibir su medalla y diploma

Facebook

Blake nunca se rindió y mucho antes del día de su graduación preescolar acudió a terapias especializadas para poder recuperar un poco de movilidad. (Facebook: @blakemompher)

Blake nunca se rindió y mucho antes del día de su graduación preescolar acudió a terapias especializadas para poder recuperar un poco de movilidad. (Facebook: @blakemompher)


► El insólito caso del taxista que llevó durante horas a un recién nacido olvidado por sus padres

► Mujer dona los órganos de su bebé fallecido y vuelve a escucharlo tras conocer al receptor


Conmovedor. Blake Mompher es un niño de cinco años de Prospect, Ohio, Estados Unidos, que tiene espina bífida y que se volvió protagonista de una emocionante historia viral de Facebook luego de haber sido captado en el momento en que caminó por primera vez para recibir su medalla y diploma en el día de su graduación preescolar.

El menor, según apunta Daily Mail, ha pasado la mayor parte de su vida en una silla de ruedas debido a que fue diagnosticado con espina bífida cuando su madre tenía 20 semanas de embarazo.

Los médicos habían indicado que no estaban seguros de que alguna vez caminaría a raíz de ese defecto de nacimiento en el cual la médula espinal de un bebé no se desarrolla correctamente.

Sin embargo, Blake, nunca se rindió y mucho antes del día de su graduación preescolar acudió a terapias especializadas para poder recuperar un poco de movilidad, y al final su esfuerzo le dio una hermosa recompensa que podemos apreciar en Facebook.

Usando un andador, el menor, con una sonrisa de oreja a oreja en su rostro, dio unos pasos para poder recibir su medalla y diploma. El momento fue demasiado emotivo para todos los presentes.

"Oh hombre, ni siquiera puedo describir el sentimiento", manifestó su madre llamada Megan a Daily Mail. “Fue una de esas experiencias extracorpóreas como: ‘¿Estoy realmente viendo esto?’ Por supuesto, lloré”, sostuvo.

El video de aquel momento de inmediato fue compartido en Facebook, red social donde no tardó en dar la vuelta al mundo. Precisamente, el padre de Blake, Aric, indicó a NBC4 que espera que la historia de su hijo sirva para que otros pacientes con espina bífida no tiren la toalla y luchen por sus sueños.

“Ese es nuestro objetivo principal: ser un atisbo de esperanza y ánimo para otras personas que se encuentran en la misma situación”, precisó al citado medio.

IrMundial 2018