Módulos Tomas de Canal

Hallan a la dueña del USB encontrado en las heces de una foca en Nueva Zelanda

Después de que científicos hicieron público el singular descubrimiento, a Amanda Nally le tomó solo un día identificar el USB como suyo. La historia es viral en Facebook

Un equipo de científicos de Nueva Zelanda (NZ) conservó excrementos de focas en congeladores para su análisis un año después. La sorpresa de los investigadores fue mayúscula cuando descongelaron las “piezas” y encontrar una memoria USB. La historia se ha convertido en viral entre los usuarios de Facebook.

Los investigadores marinos compartieron el increíble hallazgo a través de la web oficial de su institución y publicaron varias fotos que se hallaron al interior del dispositivo que aún funcionaba. Después de solo 24 horas del anuncio, finalmente se identificó a Amanda Nally como la afortunada propietaria del USB que ahora podrá recoger.

Nally identificó el USB que perdió hace un año después de ver su filmación y fotos en un episodio del programa de televisión de Nueva Zelanda The Project. "En el momento en que aparecieron las imágenes, dije 'Oh Dios santo'", contó a los panelistas del programa el miércoles después de ponerse en contacto con ellos.

Nally, quien explicó que la fama viral llegó inesperadamente, dijo que todo fue un accidente. "La verdad es que estoy bastante interesada en las focas y encontré una foca leopardo, y supongo que dejé caer la memoria USB en la caca de focas en la playa", relató la mujer que ahora se ha vuelto popular en Facebook.

Tres días después de que ella filmó a las focas que nadaban cerca de su kayak, dijo que contactó a un veterinario del Instituto Nacional de Investigación del Agua y la Atmósfera de Nueva Zelanda en relación con una foca de aspecto enfermizo que notó en el área, la misma foca que cree que tenía su USB en sus heces.

A pesar de que tiene sus propias teorías, todavía no hay respuestas definitivas sobre cómo la memoria USB, que contenía sus imágenes se dejó caer en el excremento. "Los científicos que descogelaron la muestra están convencidos de que estaba demasiado enredado como para haberlo dejado caer", dijo Nally.

"Estaba rodeado de plumas y pequeños huesos de aves, por lo que pensaron que podría haber sido soltado accidentalmente por mí, luego recogido por un ave marina, que a su vez fue devorada por una foca leopardo, que luego fue encontrada por mí", continuó la propietaria del USB. La ha cobrado eco a través de Facebook.

Ese mismo día que perdió su USB, Nally también compartió una publicación en su Instagram sobre la "increíble" experiencia de pasear junto a focas e instó a sus seguidores a "salvarlas" ya que actualmente figuran en la lista en peligro de extinción de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.


Tags Relacionados:

Viral

Facebook

Nueva Zelanda

IrMundial 2018