El hombre no quiso ser identificado con el nombre que llevó durante todo este tiempo alejado de sus padres biológicos. (Pixabay)
El hombre no quiso ser identificado con el nombre que llevó durante todo este tiempo alejado de sus padres biológicos. (Pixabay)

Increíble, pero real. El 26 de abril de 1964 un bebé recién nacido fue robado en el Hospital Michael Reese de Chicago, , y 55 años después fue localizado viviendo con un nombre totalmente diferente al que le pusieron sus padres biológicos.

De acuerdo a la estación de noticias WGN-TV, Paul Fronczak (su verdadero nombre) fue hallado en la zona rural de Michigan. La historia ha dado la vuelta al mundo y no deja de ser comentada en , donde ya es viral.

Paul tenía solo un día de nacido cuando una mujer vestida de blanco y que parecía ser una enfermera lo robó, con la excusa que solo lo llevaría a un médico, pero nunca más volvió, causando un profundo dolor a Chester y Dora Fronczak, padres del bebé.

En aquel entonces, según la citada fuente, el FBI agotó esfuerzos en conjunto con la policía local para dar con el paradero del menor, y dos años después de lo ocurrido llegó la información de un niño abandonado que fue encontrado en New Jersey.

La policía creyó que el pequeño tenía orejas parecidas al bebé robado. Pese a que había poca evidencia, Chester y Dora Fronczak lo criaron pensando que era Paul.

Décadas después, de acuerdo a la estación de noticias KLAS-TV, dicho niño, ya adulto, se hizo una prueba de ADN y con ella se demostró que él nunca fue el pequeño.

A raíz de todo eso, el FBI reabrió el caso y hace unos meses dio con el verdadero Paul Fronczak en la zona rural de Michigan, y le comunicó lo ocurrido, según WGN-TV.

El hombre, que no quiso ser identificado con el nombre que llevó durante todo este tiempo alejado de sus padres biológicos, manifestó que aún le cuesta aceptar la realidad y prefirió no contestar si pensaba conocer a su progenitora Dora (Chester Fronczak ya falleció hace varios años atrás).

En , miles de usuarios han quedado impactados al enterarse de esta noticia. Un portavoz del FBI Chicago llamado Siobhan Johnson, de acuerdo a WGN-TV, aseguró que la investigación continúa su curso.

TE PUEDE INTERESAR