Sierra Strangfeld, una mujer de Wisconsin, Estados Unidos, siempre soñó con dar el pecho a su bebé Samuel, pero el destino no lo quiso así. Su pequeño padecía una enfermedad extraña, trisomía 18 o síndrome de Edwards.. Este afecta al desarrollo y crecimiento del niño, de la placenta y del cordón umbilical durante el embarazo. Samuel murió a las tres horas de nacer. La decisión que tomó la madre luego se volvió a través de .

En Estados Unidos este diagnóstico se presenta en uno de cada 2.500 embarazos y en uno de cada 6.000 nacimientos. Tras afrontar el destino de su hijo, Sierra no lo dudó y decidió que donaría su leche, de forma que, aunque no pudiera salvar a su bebé, podría salvar a otros. Estuvo sacándose leche materna con un sacaleches durante aproximadamente 63 días, día y noche, logrando extraerse cerca 15 litros para el banco de leche local.

“Aunque había veces en las que estaba enfada y cansada, tanto física como mentalmente, porque es muy difícil hacerlo cuando no está tu bebé”, escribe Sierra en un post de Facebook publicado el pasado 13 de noviembre. Las preguntas como “¿por qué tenía que hacer esto si no hay bebé?” o “¿por qué me tenía levantar por la noche para esto?”, rondaban en la cabeza de la mujer constantemente.

“Aunque parte de mí se sentía que estaba conectada a Samuel por ese lado. Y lo conseguí. Hace unos días doné, por vez primera y última, la leche al banco de este Estado. Y ha cada paso, sentí que Samuel estaba conmigo. Lo hice por él, en su memoria”, explica en su mensaje que se ha hecho viral en Facebook.

El post de Sierra ha cautivado a miles en la red social con más de 1.900 comentarios. La mujer ha querido agradecer tanto cariño: “Wow, muchas gracias a todos por sus amables y alentadoras palabras. ¡NUNCA esperé que esto se volviera viral de esta manera! (...) Trabajemos para concienciar sobre esta enfermedad, sobre la trisomía 18”.

VIDEO RECOMENDADO

Falleció Lewis, el koala rescatado por una mujer durante los feroces incendios de Australia

TE PUEDE INTERESAR