Una niña de 10 años dio un gran ejemplo al mundo entero al celebrar su cumpleaños dando de comer a personas sin hogar | Foto: Pixabay / Referencial / truthseeker08
Una niña de 10 años dio un gran ejemplo al mundo entero al celebrar su cumpleaños dando de comer a personas sin hogar | Foto: Pixabay / Referencial / truthseeker08

Un ejemplo a seguir e imitar. Dicen que las personas de buen corazón son capaces de desarrollar tal empatía que no temen en ponerse en el lugar del otro para saber lo que este experimenta, siente o vive. Este parece ser el caso de Nakayla Simmons, una niña estadounidense que celebró su décimo cumpleaños de una manera admirable y, valgan verdades, poco tradicional para una pequeña de su edad. Su conmovedora historial es viral en .

Según informa la cadena Fox, la pequeña que cursa el quinto grado de primaria celebró su onomástico en enero pasado, y aunque en un principio quería hacer algo bastante simple, como pasar el día saltando en una casa de fiestas, todo cambió en cuestión de horas.

Kara Simmons, madre de Nakayla, contó que la iglesia a la que asiste su familia, ubicada en la ciudad de El Cerrito, en California, tenía en aquel momento una gran cantidad de comida sobrante para donar, por lo que a la niña le pareció que repartirla a los que menos tienen era una gran idea.

Nakayla Simmons, la niña que celebró su cumpleaños repartiendo comida a las personas sin hogar de su comunidad | Foto: Kara Simmons Hernández / Cortesía
Nakayla Simmons, la niña que celebró su cumpleaños repartiendo comida a las personas sin hogar de su comunidad | Foto: Kara Simmons Hernández / Cortesía

Aunque en un principio la madre no estuvo de acuerdo, finalmente tuvo que aceptar el deseo de su hija, por lo que ambas acudieron a campamentos de personas sin hogar en Berkeley, Emeryville y Oakland, donde entregaron raciones de comida hasta las 9 de la noche.

“La gente estaba muy feliz. Algunos incluso me cantaron feliz cumpleaños”, contó Nakayla, de acuerdo con Fox.

De todas formas, y como una recompensa para su gran acción, la familia de Nakayla le organizó una pequeña fiesta al día siguiente. “Se lo merecía”, dijo su orgullosa madre.


TE PUEDE INTERESAR

















TAGS RELACIONADOS