• Stefanie perdió sus piernas tras una explosión en el barco en el que viajaba junto a otras personas, entre ellas tres de sus familiares | Foto: Facebook / Stefanie Schaffer Finds New Roads
    1/3

    Stefanie perdió sus piernas tras una explosión en el barco en el que viajaba junto a otras personas, entre ellas tres de sus familiares | Foto: Facebook / Stefanie Schaffer Finds New Roads

  • Conoce la historia de Stefanie Schaffer, una joven estadounidense que, hace poco más de un año, sufrió un grave accidente durante un viaje de vacaciones a Bahamas | Foto: Facebook / Stefanie Schaffer Finds New Roads
    2/3

    Conoce la historia de Stefanie Schaffer, una joven estadounidense que, hace poco más de un año, sufrió un grave accidente durante un viaje de vacaciones a Bahamas | Foto: Facebook / Stefanie Schaffer Finds New Roads

  • Stefanie se está recuperando y poco a poco va aprendiendo a caminar con sus nuevas prótesis. Su familia es su principal apoyo y soporte | Foto: Facebook / Stefanie Schaffer Finds New Roads
    3/3

    Stefanie se está recuperando y poco a poco va aprendiendo a caminar con sus nuevas prótesis. Su familia es su principal apoyo y soporte | Foto: Facebook / Stefanie Schaffer Finds New Roads

¡Inspiradora historia! Tenía apenas 22 años cuando le tocó afrontar la que es hasta ahora – y lo será siempre – la prueba más dura de su vida. Stefanie Schaffer, una entusiasta bailarina estadounidense, jamás imaginó que el viaje de vacaciones que hizo junto a su madre, hermana y padrastro a Bahamas terminaría de la peor manera, especialmente para ella, pues nunca más volvería a ser la misma.

El 30 de junio de 2018, la embarcación turística en la que viajaban Stefanie y sus familiares sufrió una gran explosión provocada por un aparente desperfecto en su sistema mecánico. El inesperado estallido dejó una persona fallecida (estadounidense) y al menos 11 heridos. Doce pasajeros navegaban en el barco que tenía como destino las paradisíacas islas de Exuma, ubicadas a unos 130 kilómetros de Nassau.



De todos los heridos que dejó la explosión en altamar, Stefanie llevó la peor parte. La joven fue trasladada de inmediato a un hospital donde los médicos la calificaron como una paciente de “alto riesgo” debido a las “heridas potencialmente mortales” que sufrió después del suceso. A los galenos no les quedó otra alternativa que amputarle las dos piernas por debajo de la rodilla. Solo así, indicaron, podría sobrevivir evitando una infección de sus graves heridas.

La madre, la hermana y el padrastro de la joven, por suerte, pudieron recuperarse de las fracturas y contusiones que tuvieron tras el accidente. Sin embargo, no pudieron comprender por qué su querida ‘Tefie’ fue la más perjudicada, aunque el alivio de saberla con vida les permitió aceptar y aguardar con esperanza lo que vendría después para todos ellos.

A poco más de un año del accidente que casi le cuesta la vida, Stefanie se recupera y poco a poco sale adelante | Foto: Facebook / Stefanie Schaffer Finds New Roads
A poco más de un año del accidente que casi le cuesta la vida, Stefanie se recupera y poco a poco sale adelante | Foto: Facebook / Stefanie Schaffer Finds New Roads

Pasaron los días y Stefanie fue llevada de regreso a Estados Unidos para ser internada en el Centro Médico Broward Health, en Fort Lauderdale, donde estuvo en coma inducido por un mes. En ese momento, los médicos le dieron solo un 50% de posibilidades de supervivencia debido a sus extensivas lesiones.

Cuando la joven despertó, no recordaba que estuvo de vacaciones en Bahamas ni que le había ocurrido un terrible accidente a bordo de una embarcación. Lamentablemente, fue en ese momento que Stefanie se dio cuenta de que tenía graves heridas, la espalda casi rota y las dos piernas perdidas.

El comienzo de una nueva vida

Pasaron los meses y Stefanie siguió una terapia de rehabilitación para aprender a caminar con prótesis. Un año después del accidente, la joven fue sometida a una nueva intervención quirúrgica para amputarle por encima de las rodillas, para que pueda sentir menos dolor y escasas molestias al momento de utilizar sus nuevas ‘extremidades’.

Más allá de que ha aprendido a caminar con sus prótesis y poco a poco va saliendo adelante, la gran lección que deja la historia de Stefanie radica en su fortaleza mental y absoluto compromiso por no dejar que el pesimismo y el decir “no puedo” se apoderen de su mente. Muy por el contrario, para ella cada día es un nuevo comienzo y una oportunidad más para demostrar que se puede encarar la vida desde una perspectiva diferente y nada convencional.

Stefanie está aprendiendo a caminar con sus nuevas prótesis. Cada día lo hace mejor | Foto: Facebook / Stefanie Schaffer Finds New Roads
Stefanie está aprendiendo a caminar con sus nuevas prótesis. Cada día lo hace mejor | Foto: Facebook / Stefanie Schaffer Finds New Roads

“Es importante saber que voy mejorando. Es horrible perder una parte del cuerpo en la que has vivido por muchos años. Lloré por la pérdida de mis extremidades. Me entristecí por eso y casi lo lamenté como si hubiera perdido a un ser querido. Pero ahora comienzo a amar mis nuevas piernas, mis prótesis”, dijo Stefanie a SWNS.

Añadió que el hecho de convivir con otros amputados y establecer una conexión emocional con ellos le permitió ganar un poco más de confianza en sí misma para ir superando los retos que su nueva condición le plantea en cada jornada.

“Estoy orgullosa de mi cuerpo, orgullosa por sobrevivir”, reflexiona con valentía y convencimiento.

Nuevos caminos

‘Stefanie Schaffer encuentra nuevos caminos’, es el título de la página de que la joven abrió con ayuda de su familia para contar sus experiencias mientras aprende a caminar con sus nuevas extremidades adaptables.

Con fotos y videos, la joven muestra a sus contactos sus quehaceres cotidianos y sus importantes avances con las prótesis que utiliza para poder desplazarse. “Esta página seguirá a Stefanie en su viaje por la rehabilitación, aprendiendo a conducir de nuevo, conociendo e inspirando a muchos otros, y más a medida que encuentra nuevos caminos en su vida”, se lee en la información principal.

Stefanie Schaffer, una verdadera guerrera y luchadora de la vida | Foto: Facebook / Stefanie Schaffer Finds New Roads
Stefanie Schaffer, una verdadera guerrera y luchadora de la vida | Foto: Facebook / Stefanie Schaffer Finds New Roads

El pasado 1 de julio, un día después de cumplirse un año del accidente que le cambió la vida – y su manera de verla y vivirla -, Stefanie escribió una interesante reflexión acerca de los difíciles momentos que le tocó experimentar desde el día de la explosión, su paso por el hospital y las operaciones que le hicieron, hasta el día de hoy en el que lucha por ser una mejor persona.

“No estoy segura de si alguna vez voy a ser capaz de explicar lo que ha sido este año. Lo que una estancia en el hospital de cinco meses se siente como una habilidad para cuidar de ti mismo. Que despertar sin la capacidad de hablar y ver una escena tuya de antes que no puedes reconocer y no tienen ningún sentido. No estoy segura de que jamás seré capaz de explicar la ira y la tristeza y el desamor que he sentido. Tampoco creo que no sea capaz de explicar el orgullo y el autocrecimiento que he sentido, la felicidad, las celebraciones, los agradecimientos y los milagros absolutos que vienen con estar vivos. El 30 de junio siempre será un día duro, pero si este primer año me ha mostrado cualquier cosa, es que solo van a seguir mejorando”, escribió.

Lee también:


Se viralizó en YouTube y otras redes sociales la curiosa escena protagonizada por un distraído chofer de transporte público que se llevó el susto de su vida mientras terminaba su ruta. Grabación del hecho obtuvo una gran popularidad en Internet y desató las carcajadas de miles de internautas.

TAGS RELACIONADOS