La mujer del medio es la persona que adoptó al pequeño Jake (Chico de polo azul) luego de que su madre Jane (La señora de la derecha) falleciera de cáncer. (Foto: CNN Newsource)
La mujer del medio es la persona que adoptó al pequeño Jake (Chico de polo azul) luego de que su madre Jane (La señora de la derecha) falleciera de cáncer. (Foto: CNN Newsource)

Una profesora de Massachusetts, Estados Unidos, dio una lección de amor a todo luego de que ella y su familia entera ‘abriera el corazón’ y las puertas de su hogar a un pequeño con que acababa de perder hace poco tiempo a su madre.

Jake Manning es el nombre de un pequeño niño que vivía con su madre Jane, la cuál padecía de cáncer terminal por lo que ya veía lejos la posibilidad de estar siempre al lado de su hijo y darle todos los cuidados que este necesitaba, viviendo torturas diariamente al no poder estar con él de la mejor manera.

Un día de escuela, hace cuatro años, Jane y Jake conocieron a la profesora Kerry Bremer, la cuál inmediatamente sintió cierto afecto maternal por el chiquillo y más al enterarse de la historia por la que estaban pasando tanto el hijo como la madre. “Me enamoré de él al instante, y cuando ella se enfermó ese año, pensé: ¿Qué va a ser de él?”, acotó la profesora.

Ante esto, Kerry llegó a su hogar y tras pensarlo reiteradas veces, optó por contarle la situación a su esposo y a sus tres hijos a lo que luego le hizo una oferta a la señora Jane Manning, diciéndole que “si necesita un plan de respaldo para Jake, entonces nuestra familia está feliz de hacerlo parte de nuestra familia".

La respuesta de la madre no se hizo esperar y es que sabía lo que se le venía encima. Con su adiós, nadie iba a poder cuidar a Jake ni darle el amor que ella le daba, por lo que con un triste pero a su vez feliz rostro le dijo “Dormiré mejor esta noche de lo que he dormido en mucho tiempo”, aceptando el destino y la oferta.

Ante tal situación, Kerry sabía que tenía que empezar con el plan para poder hacer que Jake se adapte tanto a ella como a su familia, por lo que comenzó a pasar algunos fines de semana en la casa de la señora Jane Manning para que el pequeño agarre afinidad con ella y con las personas con las que vivía en su hogar.

“Cuando lo conocí, cuando estaba en la clase de Kerry, fue divertido. Pero cuando decidimos hacer esto por primera vez y lo conocí, fue “¿Eres papá? ¿Eres Dave el papá? Y eso fue todo. Durante mucho tiempo, fui Dave el papá”, fue lo que dijo el esposo de la señora Kerry sonriente al recordar cómo se conocieron él y Jake.

Fueron pasando las horas, los días, los años, hasta que el miércoles pasado, una complicación en la quimioterapia hizo que la señora Jane Manning ya no esté más en este mundo.

Jake sabe lo que sucedió con su madre y siempre la tiene presente: “ella está ahora en el cielo, siempre estará en mi corazón porque me amó muchísimo”.

Ahora la señora Kerry y su familia comparten el día a día con Jake, aceptándolo y dándole el amor y paciencia necesaria con la cuál nunca estará solo.

TAMBIÉN PUEDES LEER