• Internautas de Facebook no pudieron evitar emocionarse al conocer la historia. (Foto: Facebook/Amanda Cox)
    1/6

    Internautas de Facebook no pudieron evitar emocionarse al conocer la historia. (Foto: Facebook/Amanda Cox)

  • Internautas de Facebook no pudieron evitar emocionarse al conocer la historia. (Foto: Referencial/Pixabay)
    2/6

    Internautas de Facebook no pudieron evitar emocionarse al conocer la historia. (Foto: Referencial/Pixabay)

  • Usuarios de Facebook no pudieron evitar emocionarse al conocer la historia. (Foto: Facebook/Amanda Cox)
    3/6

    Usuarios de Facebook no pudieron evitar emocionarse al conocer la historia. (Foto: Facebook/Amanda Cox)

  • Usuarios de Facebook no pudieron evitar emocionarse al conocer la historia. (Foto: Facebook/Amanda Cox)
    4/6

    Usuarios de Facebook no pudieron evitar emocionarse al conocer la historia. (Foto: Facebook/Amanda Cox)

  • Usuarios de Facebook no pudieron evitar emocionarse al conocer la historia. (Foto: Referencial/Pixabay)
    5/6

    Usuarios de Facebook no pudieron evitar emocionarse al conocer la historia. (Foto: Referencial/Pixabay)

  • Internautas de Facebook no pudieron evitar emocionarse al conocer la historia. (Foto: Referencial/Pixabay)
    6/6

    Internautas de Facebook no pudieron evitar emocionarse al conocer la historia. (Foto: Referencial/Pixabay)





Amanda Cox es una joven profesora que trabaja en una escuela de Beaumont en Texas, Estados Unidos (EE.UU.), y que fue sorprendida por el inesperado gesto de la madre de uno de sus alumnos. Su historia fue compartida en y no tardó en convertirse en lo más comentado de la popular plataforma de Internet.

Según contó la propia docente a través de su cuenta de Facebook, todo empezó cuando, durante una clase, notó que no le alcanzaban los lápices para todos sus estudiantes.

Foto: Referencial/Pixabay
Foto: Referencial/Pixabay

Es así que procede a pedirle a los chicos que compartan con sus compañeros si es que cuentan con más de uno; sin embargo, uno de los alumnos llamó su atención por su curioso pedido. 

"¿Puedo quedarme con los lápices que me mandó mi mamá?", le preguntaron. "Por supuesto que sí", le dijo; no obstante, el menor decidió cambiar de opinión de forma repentina. 

"Bueno, supongo que te daré algunos para que mis compañeros también los puedan tener", mencionó el pequeño. 

Cox decidió no pensar mucho en la indecisión del estudiante y tomó todos las lápices para llevarlos a los tajadores. Es así que, mientras les sacaba punta, notó que habían diversos mensajes escritos en cada uno de ellos. 

Foto: Referencial/Pixabay
Foto: Referencial/Pixabay

Mensajes alentadores

La profesora, según dijo, no pudo evitar conmoverse al leer lo que la madre del estudiante le había escrito en sus pertenencias.

La mujer había dejado etiquetas escritas con: "Eres fenomenal", "Nunca te rindas", "Orgulloso de ti todos los días", "Te amo", "Sigue tus sueños", "Cambiarás el mundo" y muchas otras más.

Cox le preguntó al niño si podía mostrarle los lápices a todos, a lo que el menor accedió sin problemas. Como resultado, realizó una publicación en Facebook que llegó a superar en poco tiempo las 400 mil reacciones y los 29 mil comentarios.

La docente alentó en Facebook a otros padres y maestros para que hagan todo lo posible porque los niños sepan que "alguien cree en ellos y que está orgulloso de ellos", incluso si están ocupados o aunque piensen que es "cursi".

"Imagínese la mirada en la cara de un niño cuando se le recuerda que son importantes, talentosos, amados y reconocidos", agregó. 

"Recuerde que usted puede ser el único que les dice y les recuerda estas cosas", concluyó.