Módulos Tomas de Canal

Ron Crystal, el doctor que se diagnosticó a sí mismo con un problema pulmonar mortal al escalar el Everest

El médico de pulmón Ronald Crystal intentó escalar la montaña en abril de 2018, cuando tenía 77 años. Terminó diagnosticándose a sí mismo con un edema pulmonar de altitud.

Facebook viral: Ron Crystal, el doctor que se autodiagnosticó un problema pulmonar mortal en plena escalada al Everest | FB | Face | Nepal

Ronald Crystal, de 77 años, caminó a una altura de 5,000 metros en el Everest en abril de 2018. (Ronald Crystal)

Ronald Crystal, de 77 años, caminó a una altura de 5,000 metros en el Everest en abril de 2018. (Ronald Crystal)

La hazaña hacia la cima del Everest es un reto que cada vez más personas buscan alcanzar. Además de las condiciones extremas a las que se enfrentan, los escaladores desarrollan allí hipotermia y el líquido puede acumularse en sus pulmones. Esta es la historia del doctor estadounidense Ron Crystal, de 77 años, que decidió escalar la montaña el año pasado. Su gran historia es viral en Facebook.

Este año, 11 personas han muerto cerca de la cima del Everest. Muchos sucumbieron a las rudas condiciones de la "Zona de muerte" de la montaña, que carecen de oxígeno: la región sobre los 8,000 metros, donde las células humanas comienzan a morir.

Cinco personas murieron en el Everest en 2018, según la base de datos del Himalaya. Un escalador japonés de 35 años cayó a su muerte, un macedonio de 62 años se desplomó por lo que se presume fue un ataque al corazón. Tres sherpas también murieron: Pasang Nuru, de 40 años, murió de agotamiento; Damai Sarki, de 30 años, cayó en una grieta; y se presume que el tercer sherpa, Lama Babu, de 48 años, murió tras alcanzar el 'techo del mundo'.

Entonces, cuando el doctor Ron Crystal, de 77 años de edad, decidió escalar la montaña el año pasado, analizó todas las variables para la conquista del Everest y llegó más que preparado. 

"Soy un neumólogo, así que tenía un instrumento llamado medidor de saturación de oxígeno", reveló Crystal al medio Business Insider. "Es un pequeño instrumento que se pone en el dedo y puede medir la cantidad de oxígeno en su sangre".

La herramienta resultaría esencial: en su segundo día en la montaña, Crystal desarrolló un problema pulmonar peligroso y tuvo que usar su experiencia médica para salvar su propia vida.

Crystal planeaba subir a una altura de 7,000 metros. No estaba interesado en alcanzar la cima de 8,848 metros; en lugar de eso, quería hacer la escalada que el alpinista Sir George Mallory realizó en 1921. Ese fue el primer intento de Everest en el registro: Mallory estaba realizando una especie de misión de exploración, con la esperanza de ser el primero en llegar a la cima.

Cuando se le preguntó a Mallory por qué quería escalar el pico más alto del mundo, él comentó: "porque está allí", le dijo al New York Times en 1923. Murió en la montaña al año siguiente mientras intentaba llegar a la cima. Treinta y dos años después, Sir Edmond Hillary se convirtió en la primera persona conocida en alcanzar la cima con el sherpa Tensing Norgay.

Facebook viral: Ron Crystal, el doctor que se autodiagnosticó un problema pulmonar mortal en plena escalada al Everest | FB | Face | Nepal

Crystal dijo que había muchos yaks en el Everest. (Ronald Crystal)

Crystal dijo que había muchos yaks en el Everest. (Ronald Crystal)

El espíritu de exploración de Mallory cautivó a Crystal. "Pensé que un gran objetivo sería tratar de repetir lo que hicieron los británicos en 1921 y tratar de alcanzar los 7,000 metros", dijo. "Es una escalada interesante, pero implica una escalada en hielo, y es alta".

La persona más vieja en escalar con éxito el Everest tenía 80 años, solo tres años más que Crystal.

Pero Crystal no es ajeno al esfuerzo físico: ha corrido 23 maratones y ha escalado el Pico de Orizaba en México, que es de casi 5,600 metros. A menudo se despierta a las 5:30 para entrenar en una bicicleta estacionaria en su casa.

Para prepararse para el Everest, Crystal contó que aumentó su entrenamiento en aproximadamente un 20%. La rutina incluyó tres sesiones de entrenamiento personal por semana. Crystal también convirtió su apartamento en el piso 34 en su propia pequeña montaña, subiendo las escaleras usando su mochila y botas de montañismo varias veces a la semana. En abril de 2018 era hora de dirigirse al Everest.

Después de viajar a través de Nepal y el Tíbet, Crystal llegó al campo base. Caminaba con otros dos escaladores de Francia y un sherpa. "En realidad lo estaba haciendo mejor que mis guías", dijo Crystal. "Tenían dolores de cabeza. Estaba bien".

Al día siguiente, el equipo comenzó a aclimatarse a la altitud y se preparó para su caminata final a una elevación ligeramente más alta. Pero mientras se dirigían hacia allí, Crystal comenzó a sentir que algo estaba mal.

"No me sentía bien, no me sentía fuerte", dijo. "Cuando regresamos al campo base, verifiqué mi saturación de oxígeno y se ubicó significativamente por debajo de cualquier otra persona".

Nuestros glóbulos rojos normalmente deberían estar completamente saturados de oxígeno, cerca del 100%. Los compañeros de escalada de Crystal tenían un registro de entre el 82% y el 84%, pero el 78%. Su corazón latía más rápido, también, y empezaba a sentirse sin aliento cada vez que apoyaba la cabeza.

El médico se dio cuenta de lo que esto significaba: estaba desarrollando un edema pulmonar a gran altitud (HAPE), una afección caracterizada por la acumulación de exceso de líquido en los pulmones. Cuando ese líquido se acumula en los sacos de aire, hace que sea difícil respirar.

Algunos de los primeros signos de HAPE incluyen dolores de cabeza, falta de aliento, dificultad para caminar e incluso tos con sangre. La condición es un problema común en el Everest, aunque según un estudio de 2008 , HAPE no es tan fatal en el Everest como el edema cerebral a gran altura: acumulación de líquido que llega al cerebro en lugar de a los pulmones.

Crystal sabía qué hacer: "El mejor tratamiento es bajar", dijo. "Me di cuenta de que probablemente lo mejor era abandonar la escalada".

Había leído muchas historias sobre personas que no escuchaban sus cuerpos, y luego moría en la montaña. No quería convertirse en uno de los cadáveres congelados que los escaladores deben pasar.

Por suerte, Crystal había comprado un seguro para la ocasión. Caminó por la meseta tibetana hasta Nepal, aproximadamente una caminata de siete horas, donde se encontró con un helicóptero. Un médico en Katmandú estaba familiarizado con sus síntomas.

"En la ciudad de Nueva York, no se ve mucho edema pulmonar a gran altitud", dijo Crystal. "¡Este doctor había visto 200 casos! Sabía mucho más que yo al respecto".

La factura total del hospital de Crystal, que incluye un viaje en ambulancia y una batería de pruebas de sangre y corazón, llegó a 360 dólares estadounidenses.

"Si eso hubiera sido en la ciudad de Nueva York, probablemente serían $ 10,000", dijo.

A pesar de tener que renunciar a la escalada, Crystal dijo que la experiencia fue una lección sobre la importancia de establecer y mantener metas a medida que uno envejece.

Tags Relacionados:

Viral

Facebook

Everest

IrMundial 2018