Una pareja británica tenían la intención de comprar una casa para mudarse, la dueña rechazó la propuesta. (Imagen referencial: PIxabay)
Una pareja británica tenían la intención de comprar una casa para mudarse, la dueña rechazó la propuesta. (Imagen referencial: PIxabay)

Comprar una casa es una tarea sumamente difícil por varios factores. Incluso, hay veces en las que los prejuicios pueden arruinar las negociaciones. Tal como sucedió en : Sareena Suman y Ajay, su marido, querían adquirir una propiedad, pero no llegaron a ningún acuerdo por culpa de su actual vendedora. A través de las , se conoció la .

Sareena y Ajay, quienes nacieron en territorio británico y tienen ascendencia india, estaban en la búsqueda de un nuevo hogar para mudarse. Tras mirar numerosos inmuebles en la web, la pareja encontró uno en la ciudad de Birmingham.

Según detalló , esta propiedad inglesa de cuatro habitaciones, con un valor de mercado de 468 mil dólares (aproximadamente), era especial porque cumplía sus necesidades y quedaba cerca de la vivienda de la familia de Sareena.

Contundente mensaje

De inmediato, los potenciales compradores programaron una visita mediante la página del anunciante. Cuando esperaban la confirmación oficial, ambos recibieron un mensaje por parte de la vendedora de la propiedad, Claire May.

Una vendedora rechazó la visita de una pareja a su casa en venta porque no quería perder el tiempo. (Imagen referencial: PIxabay)
Una vendedora rechazó la visita de una pareja a su casa en venta porque no quería perder el tiempo. (Imagen referencial: PIxabay)

Ya no acepto visitas de la comunidad india y del resto de las comunidades asiáticas, no son compradoras serias. Solo miran los inmuebles... como si fuera un día de paseo. Hay muchas otras propiedades en las que puedes hacer perder el tiempo a la gente, así que te sugiero que vayas a ver una de ellas”, le escribió Claire a la esposa por medio de la web.

Causó molestia

Ante esta situación, Sareena Suman y Ajay se mostraron indignados. Esto me hizo plantearme si todo el mundo piensa así de mí. ¿Me describen como ‘esa chica asiática’? ¿Es mi color o mi etnia una cosa para describirme o estereotiparme?”, confesó la mujer de 34 años en diálogo con MailOnline.

Siguiendo esa línea, la pareja de Ajay indicó que “tuve que leer el mensaje 15 veces antes de que me diera cuenta. Al principio, era ridículo y me reí porque no sabía cómo sentirme. Y después me entró la tristeza y me molesté”.

Respuesta de la vendedora

Debido a la polémica que desató su mensaje, Claire May aseguró que “no soy ni un poco racista”. “Hay mucho más en la historia de lo que crees”, agregó la madre de tres hijos.