La historia de este bebé recién nacido está dando la vuelta al mundo. Michael, un bebé de 14 semanas, llevaba cinco días en un profundo coma. De repente despertó, y al ver a su papá, lo reconoció y comenzó a sonreírle, tal como cuenta la cadena de noticias CNN. El caso que ha cautivado a los internautas es en .

Es un momento que aprecié con cada centímetro de mi corazón”, contó a la citada cadena Emma Labuschagne, la madre del pequeño Michael. “Para ser sincera, fue el momento más feliz de mi vida. Es un milagro y nunca nos hemos sentido más orgullosos de él”.

Los padres de Michael, Emma y Stuart Labuschagne, contaron que se quedaron en shock cuando vieron que su bebé había dejado de respirar a las pocas horas de haber nacido. El bebé sufrió un paro cardíaco en su casa, y fue trasladado de emergencia al hospital, donde los médicos le indujeron un coma para proteger su cerebro. Un difícil momento para toda la familia.

Los médicos le dijeron a los Labuschagnes, que tienen otros dos hijos y viven en el Reino Unido, que la condición de Michael es tan rara que ningún cirujano en el país tiene la experiencia para extirpar ese tumor.

Ante esta terrible situación, a la madre del menor le dieron dos opciones: o esperar en la fila para un trasplante de corazón o buscar un cirujano fuera del país.

Fue tras el duro episodio que vivió su bebé que Emma encontró el Boston Children’s Hospital, una instalación en cuyo programa de tumor cardíaco cuenta con una tasa de supervivencia del 100% en los últimos 10 años.

“Investigamos el hospital y a los cirujanos cardíacos”, explicó la madre a la cadena de noticias estadounidense. “Tienen una tasa de éxito del 100% y una reputación excepcional. Desde este momento sabíamos que teníamos que intentar hacer este viaje”, agregó.

Es así como iniciaron una campaña en para recaudar fondos, con una gran acogida: “Hemos recibido apoyos y donaciones de todo el mundo. Estamos muy agradecidos”.

La respuesta del público fue abrumadora: en poco tiempo ya juntaron 212.700 dólares, contando con la ayuda de famosos como el ex futbolista y actual entrenador inglés Harry Redknapp, quien hizo un video en sus redes sociales para Michael.

Ahora el pequeño recibirá un tratamiento, pese a lo elevado del costo de la cirugía. “Cuando recibimos una respuesta de Boston que confirmaba que podrían practicarle la cirugía, no nos importó el dinero”, señaló Emma. “Pagaríamos cualquier cantidad de dinero para salvar la vida de nuestros hijos”., agregó la madre de Michael.

El pequeño Michael tiene un desfibrilador interno y un marcapasos para apoyar su corazón. La mamá le dijo a CNN que su medicamento debe administrarse cuatro veces al día y a menudo causa efectos secundarios como dolores de estómago, diarrea y sensibilidad en la piel que le impiden salir al sol.

La familia espera viajar a los Estados Unidos para la cirugía en abril. Por ahora, están disfrutando de su tiempo con el bebé y tratando de conciliar sus vidas con sus necesidades médicas.

“Al mirarlo, es como cualquier otro bebé”, dijo Emma. “Siempre está sonriendo y sonriendo ampliamente. Sus hermanos mayores lo adoran y es un personaje fuerte en nuestra familia. Estamos muy agradecidos por él, incluso con sus problemas médicos”, agregó la madre del pequeño.


Te puede interesar


El video más visto:

historia del anciano que carga su esposa para que pueda cobrar pensión 65