Un programa del "amigo por correspondencia" revivió el arte perdido de escribir y recibir cartas escritas para alegrar el día a los residentes de un ancianato de Estados Unidos.| Crédito: Greenwood House / Facebook.
Un programa del "amigo por correspondencia" revivió el arte perdido de escribir y recibir cartas escritas para alegrar el día a los residentes de un ancianato de Estados Unidos.| Crédito: Greenwood House / Facebook.

Una de las ventajas que trajo la masificación del a nuestras vidas fue la inmediatez con la que podemos conectarnos con personas en distintas partes del mundo a través del correo electrónico, las o los numerosos servicios de que existen en nuestros teléfonos cada vez más inteligentes; sin embargo, la principal desventaja es que todo aquello volvió obsoleta la antigua forma en que solíamos comunicarnos con las personas que vivían en lugares alejados a los de nosotros: con cartas escritas a mano o mecanografiadas enviadas por servicio postal y que nos hacía estar a la expectativa de la llegada del cartero para ver si pasábamos de remitentes a destinatarios con la entrega de una misiva de respuesta.

MÁS INFORMACIÓN: Médico conforta a anciano con COVID-19 con un abrazo y el momento arrasa en redes sociales

Tal parece que en estos tiempos modernos y en medio de la pandemia de que azota a diversos países, esta práctica del siglo pasado parece haber renacido y ahora lleva alegría a los ancianos residentes del asilo de Nueva Jersey, , quienes reciben docenas de cartas al día después que la publicación de su programa “amigo por correspondencia” hecha a través de su de se hizo , acumulando en apenas una semana a más de 28,000 usuarios de esta popular red social conmovidos por la idea impulsada por una ferviente seguidora de la institución identificada como Carli Masia, que resaltó lo maravilloso que sería tanto para los residentes como para su comunidad.

“Creo que con toda seguridad podemos decir que un virus causó que nuestro nuevo programa se vuelva tendencia”, dijo Richard Goldstein, director ejecutivo de Greenwood House en un comunicado difundido por el sitio , sobre esta iniciativa que permite conectar a gente de todas las edades de cualquier parte del territorio de con los residentes del ancianato, quienes contribuyeron a su promoción fotografiándose sosteniendo carteles hechos por Masia para posteriormente compartir las imágenes y ver como en cuestión de días comenzaban a llegar cartas, poemas, álbumes de fotos, obras de arte y tarjetas.

MÁS INFORMACIÓN: Don Valente, el anciano centenario de Acapulco que trabaja sin temor a la COVID-19

“Nos sentimos gratamente abrumados con la correspondencia que hemos estado recibiendo”, señaló Goldestein en su pronunciamiento. “El programa ha sido toda una sorpresa, y las cartas llegan de todas partes, trayendo mucha alegría a nuestros residentes. Ahora vamos a conectar a los amigos por correspondencia con sus respectivos destinatarios y viceversa”, agregó, al tiempo que comentó sobre la extraordinaria experiencia que fue ver cómo los habitantes de sus instalaciones comenzaron a escribirle de su puño y letra a sus nuevas amistades, recibiendo de su parte sus respuestas por la misma vía.

“Hablando de sonrisas, Joseph, un residente que tuvimos por poco tiempo, y yo nos sentimos extasiados cuando él le escribió a su amiga por correspondencia, Athena, y recibió de ella una carta de 4 páginas como respuesta. Los amigos por correspondencia fueron algo que los dos compartieron durante la década de 1970 y recibieron con brazos abiertos el ver que esta práctica estaba de regreso”, señaló, por su parte, Sherry Smith, directora de marketing del mencionado ancianato, en el mismo comunicado que hace mención del programa, que sigue ganando adeptos a medida que la se sigue viralizando.

MÁS INFORMACIÓN: Esta historia de la amistad improbable entre una estilista y un anciano conmueve a las redes sociales

“Ha sido realmente alentador ver cómo las cartas le hicieron el día de nuestros residentes. Nosotros somos seres sociales, así que incluso cuando la nota proviene de alguien que ellos no conocen, les recuerda que alguien está pensando en ellos. Puede parecer algo sin importancia, pero si quieres alegrarle el día a alguien, hazles saber que estás pensando en ellos. Sí que hará la diferencia”, explicó Masia, la gestora de la iniciativa, en la misma misiva compartida por el sitio Central Jersey en la que el personal a cargo del ancianato hace mención a estudios que demuestran que encontrar maneras de mantenernos conectados tienen un impacto directo en nuestra salud mental y mejora nuestro bienestar.

“Desde palabras generales de ánimo a mensajes de sigue para adelante hacen que estas cosas luzcan muy distintas a las del año pasado, asegurándoles a los residentes que nuestras familias y la comunidad los amamos, que queremos que estén bien, y que todo gradualmente volverá a la normalidad”, expresó Cara Willis, directora de Trabajo Social de Greenwood House, en el comunicado escrito por varios funcionarios del ancianato donde también señalan que las notas sencillas o las tarjetas hechas a mano contribuyen en gran medida a menguar el impacto del aislamiento social, tienen un efecto positivo entre sus residentes y es un gran proyecto para las familias, especialmente con niños, que buscan actividades distintas para sus ratos libres.

MÁS INFORMACIÓN: Vecinos salvaron a un anciano de 96 años al llevarlo al hospital luego de que la ambulancia nunca llegara

Si bien, como mencionamos líneas arriba, las cartas que reciben los residentes del asilo sin fines de lucro especializado en cuidados a corto y largo plazo, rehabilitación, cuidado médico, vivienda asistida, cuidado del hogar, asistencia a hogares y cuidado de hospicio provienen únicamente de , puedes hacer el intento de entablar una amistad a distancia por vía escrita con estas personas de la tercera edad sumándote al programa del “amigo por correspondencia” de Greenwood House enviando tu misiva que comience con la frase “Dear Greenwood House Friend” (Querido amigo de Greenwood House traducido al español) y enviarlo al destinatario “Greenwood House, Pen Pal, 53 Walter St., Ewing 08628”.