A los 7 años, Eli Dilts fue diagnosticado con un agresivo cáncer cerebral de fase 4. (Foto: Eli Dilts/Facebook)
A los 7 años, Eli Dilts fue diagnosticado con un agresivo cáncer cerebral de fase 4. (Foto: Eli Dilts/Facebook)

A una corta edad, Eli Dilts fue diagnosticado con cáncer al cerebro, por lo que tanto él como sus padres pensaron que todos sus proyectos de vida estaban truncados, pero los años han pasado y ha conseguido graduarse de la secundaria y su se ha convertido en para millones de usuarios de de los como del mundo entero.

Una noticia que le cambió la vida

El terrible diagnóstico le fue dado a los 7 años, cuando se encontraba en el segundo grado; un meduloblastoma en fase 4, un tumor muy agresivo. Un año después pasó por una serie de cirugías, quimioterapias, radioterapias, al punto que tuvo que aprender a caminar, hablar y hasta masticar.

Angela Loewe y Jeremy Dilts, sus padres, se concentraron en la supervivencia de su hijo. Cinco años después, los médicos aseguraron que su cáncer estaba en franco retroceso, pero no estaban seguros qué tan “normal” podría ser su vida en adelante.

Eli junto a su famili. (Foto: Eli Dilts/Facebook)
Eli junto a su famili. (Foto: Eli Dilts/Facebook)

Intentando ser un chico normal

Pero, los años pasaron y, por fin, este fin de semana Eli se parará, junto con otros 384 alumnos del último año, en su graduación del Bloomington High School South: “Es un momentazo por el que rezamos tanto, durante tanto tiempo. Ahora que estamos aquí, parece realmente surrealista”, dijo Loewe a The Herald Times.

Lo cierto es que Eli ha conseguido vivir, pero con algunos efectos secundarios, pero pese a esto ha tenido una vida adolescente bastante normal, donde quienes los conocen lo califican como inteligente, divertido, con anhelos de independencia.

Pese a que la graduación será un momento importante en su vida, asegura que tiene sentimientos encontrados: “Estoy muy emocionado, pero no súper emocionado al mismo tiempo. Estoy emocionado porque no tendré que escuchar a los dos guardias de seguridad gritándome para llegar a clase”.

Eli ha tratado de vivir una vida de adolescente lo más normal posible. (Foto: Eli Dilts/Facebook)
Eli ha tratado de vivir una vida de adolescente lo más normal posible. (Foto: Eli Dilts/Facebook)

Atletismo unificado: un salvavidas

En su paso por la secundaria, lo que marcó su vida fue su vida en el equipo de atletismo unificado, que combina estudiantes con y sin discapacidades. Cuando le diagnosticaron el cáncer ya no pudo hacerlo en equipos tradicionales.

“Creo que le costó un poco encontrar su nueva identidad que no girase en torno a los deportes. En su primer año, la escuela creó el equipo de atletismo unificado y pudo volver a estar en un equipo deportivo. Fue, simplemente, un cambio de juego increíble para él”, detalló su madre.

Sueños de independencia

Con el paso de los años, Eli consiguió un trabajo de medio tiempo en Walmart, fue entonces cuando las perspectivas de sus padres cambiaron: “Realmente no lo ayudamos en lo absoluto. Se conectó, aplicó, fue a la entrevista y vino con una oferta de trabajo. Hiciera lo que hiciera demostró que era capaz de presentarse por sí mismo de una manera que lo hacía parecer empleable y confiable”, expresó su progenitora.

Eli forma parte del equipo de atletismo unificado. (Foto: Eli Dilts/Facebook)
Eli forma parte del equipo de atletismo unificado. (Foto: Eli Dilts/Facebook)

Un sueño por cumplir

El joven confesó que tras graduarse seguirá trabajando en este establecimiento durante el verano, para luego ir a la escuela culinaria en el Centro de Carreras de Hoosier Hills, siendo este otro de sus sueños de infancia.

“Esto no fue prometido. Para él llegar aquí es, probablemente, mi momento más emotivo como padre. Todos luchamos mucho para llegar aquí y ahora que está sucediendo, no puedo creer que estemos aquí”, sentenció la madre de Eli.

¿Qué provoca cáncer al cerebro?

Actualmente, no existen causas directas que expliquen la aparición de un tumor cerebral. Existen algunos tumores que pueden originarse de forma hereditaria (neurofibromas) o por inducción debida a agentes físicos (radioterapia). Se considera que la gran mayoría de los tumores tienen un origen multifactorial, detalla .