Gery juega en Las Águilas de Santa Ana desde los 16 años y tiene una hija de 2. (Foto: Calle Deportiva/Facebook)
Gery juega en Las Águilas de Santa Ana desde los 16 años y tiene una hija de 2. (Foto: Calle Deportiva/Facebook)

En el mundo del deporte, el fútbol es la disciplina más lucrativa por los altos sueldos, premios que reciben los futbolistas, pero no siempre es así; tal y como sucedió con Gersy Arámbulo, cuya se hizo en como , pues este trabaja como repartidor en una aplicación por delivery en .

Una vida sacrificada

Arámbulo milita en el cuadro Las Águilas de Santa Ana, el cual participa en la Copa Perú, pero, a la par, se desempeña como motorizado de Rappi, pues en estas ligas amateurs, el dinero que se gana dista mucho de los miles y millones de dólares que se paga en los torneos profesionales.

Gersy tiene 19 años y, pese a su corta edad, ya es padre de una bebé de 2 años, por lo que se dedica a ser repartidor para llevar el pan a su casa, al igual que el resto de sus compañeros de esta competencia.

Gersy juega al fútbol amateur, pero también estudia y trabaja como repartidor. (Foto: Calle Deportiva/Facebook)
Gersy juega al fútbol amateur, pero también estudia y trabaja como repartidor. (Foto: Calle Deportiva/Facebook)

TN se contactó con el jugador, quien no dudó en confesar: “Por las mañanas entreno junto al equipo y por las tardes, entre las 17 y las 23, salgo a repartir pedidos (…) Necesito tener un ingreso para poder darle un mejor futuro a mi pequeña”.

Jugador de Las Águilas de Santa Ana

Sin embargo, los sacrificios que hace Gersy no acaban aquí, pues a pesar del fútbol, su empleo como repartidor, también estudia mecánica automotriz, carrera de la cual afirma desea hacer su medio de vida, a no ser que el balompié le permita abrirse paso en un medio tan competitivo, pero lucrativo.

En cuanto a su militancia en Las Águilas de Santa Ana, Arámbulo llegó a este cuadro en 2019 cuando tan solo tenía 16 años; se desempeña como extremo, destacando por su gran velocidad por las bandas; sin embargo, la pandemia del coronavirus paralizó el fútbol en Perú, incluida la Copa Perú, pero con el reinicio de la misma, busca sacar su mejor versión,

Una historia que se hizo viral

Nos enteramos por la cuenta de Facebook Calle Deportiva el pasado 23 de abril, la cual compartió una imagen de Gersy con su uniforme de juego, pero, a la vez con su mochila de repartidor de Rappi puesta en la espalda.

Publicación en Facebook donde se da a conocer la historia de Gersy. (Foto: Calle Deportiva/Facebook)
Publicación en Facebook donde se da a conocer la historia de Gersy. (Foto: Calle Deportiva/Facebook)

“No solo es rápido entregando los delivery en Lima Norte, también es rápido para jugar; es el extremo Gersy Arámbulo del Águilas de Santa Ana de Los Olivos, quien se da tiempo para jugar la Copa Perú. Ayer lo vimos ingresar al campo del Centro Cívico de Pro con su mochila de entrega. Se tuvo que ausentar casi 17 minutos para ir a un reparto por la zona de Villa Sol para poder jugar su equipo que, finalmente, igualó con Atlético Torino 1-1″.

“Trabajé antes y después del partido. Es imposible que llegue a hacer una entrega en tan poco tiempo”, relató Gersy a TN.

Las Águilas de Santa Ana en la Copa Perú

Hasta el momento, Las Águilas de Santa Ana marchan terceras en la Copa Perú, competencia donde el ganador del torneo gana el boleto para jugar en la Liga 1, que es la Primera División Profesional del fútbol peruano.