Un explorador que buscaba oro guardó por años una extraña roca que halló y se llevó una gran sorpresa al descubrir que se trataba de una invaluable roca espacial. | Crédito: museumsvictoria.com.au
Un explorador que buscaba oro guardó por años una extraña roca que halló y se llevó una gran sorpresa al descubrir que se trataba de una invaluable roca espacial. | Crédito: museumsvictoria.com.au

David Hole jamás imaginó que cuando se puso a buscar oro en 2015 entre la arcilla amarilla del cerca de Melbourne, el sitio de la famosa fiebre australiana por aquel metal precioso en el siglo XIX, se toparía con una extraña roca que años después descubriría que no era otra cosa más que un meteorito increíblemente raro de 4.600 millones de años y de un valor incalculable. Conoce más detalles sobre esta increíble que dejó boquiabierto a más de un entusiasta de la astronomía.

Según el diario británico , citando el reporte original del periódico australiano , Hole creyó que la roca espacial contenía pepitas de oro por lo que intentó abrirla por su propia cuenta, pero al no tener éxito la dejó en un estante acumulando polvo durante seis años hasta que finalmente se animó a llevarla al , donde le informaron que lo que tenía era un meteorito que se estrelló en tras viajar a través del espacio sideral.

Dermot Henry, un geólogo del mencionado museo, señaló que en sus 37 años de trabajo en dicha área solo se había topa con dos meteoritos genuinos. “Este es solo el meteorito número 17 encontrado en Victoria, mientras que ahí mismo se han encontrado miles de pepitas de oro. Al observar la cadena de eventos, se podría decir que es bastante astronómico que se haya descubierto”, acotó, haciendo mención de su “aspecto esculpido y con hoyuelos”.

¿De dónde obtuvo el meteorito?

Esta apariencia, describe Henry, se forma cuando estas rocas espaciales atraviesan la atmósfera. “Los meteoritos proporcionan la forma más barata de exploración espacial. Nos transportan en el tiempo, proporcionando pistas sobre la edad, la formación y la química de nuestro Sistema Solar”, agregó el especialista, que al igual que sus colegas estima que el meteorito tiene alrededor de 4.600 millones de años de antigüedad.

El análisis de datación por carbono de la roca espacial –conocido ahora como el ‘meteorito Maryborough’ por el lugar donde fue descubierto por David Hole – sitúa su tiempo en la Tierra entre 100 y 1000 años atrás, y varios avistamientos de meteoritos en los últimos 150 años ofrecen potencialmente una explicación de cuándo se estrelló aquí, explican los expertos. Su peso es de 17 kilogramos (40 libras) debido a que se encuentra rellena de formas densas de hierro y níquel.

No es el primer caso de un meteorito que es “redescubierto”

El meteorito Maryborough no es el primero de su tipo al que le tomó varios años en llegar a un museo para ser “descubierto”. En una historia particularmente asombrosa cubierta por en 2018, a una roca espacial le tomó 80 años, dos dueños y un periodo como tope de puerta antes que se descubriera lo que realmente era.

El metraje del hallazgo del metorito Maryborough

¿Cuánto cuestan los meteoritos?

De acuerdo al sitio , los meteoritos son “valiosos tanto para la comunidad científica como la del coleccionismo” y preguntar cuánto costaría uno sería algo como si hicieras lo mismo con “un auto o una casa”. “Necesitarás tener información específica para llegar a un valor estimado, que se determinará por diferentes factores que incluyen la rareza de su tipo, tamaño, condición, apariencia estética, entre otros”, detalla la página, recalcando que su precio oscila entre “unos cuantos dólares hasta los cientos de miles”.

¿Cuál es el meteorito más raro?

El meteorito Winchcombe, acertadamente llamado así por la ciudad de Gloucestershire donde aterrizó, es un tipo extremadamente raro llamado condrita carbonosa. Es un meteorito pedregoso, rico en agua y materia orgánica, que ha conservado su química desde la formación del sistema solar.

La investigación al meteorito, que cayó en el Reino Unido a comienzos del 2021 y ya ha sido oficialmente clasificado, sugiere que la roca espacial dataría del comienzo del sistema solar, es decir, que tendría una antigüedad de 4.500 millones de años, reporta el sitio .