Encuentran un mensaje en una botella de 1926 y localizan a la hija de quien lo escribió. (Foto: Nautical North Family Adventures)
Encuentran un mensaje en una botella de 1926 y localizan a la hija de quien lo escribió. (Foto: Nautical North Family Adventures)

Jennifer Dowker es una capitana de barco y buzo experta que se gana la vida haciendo recorridos turísticos en Michigan, . Durante una jornada de limpieza de su bote, realizada el pasado 18 de junio, llamó su atención una botella que vio en cierto punto profundo del río Cheboygan. El objeto aún conservaba su corcho y estaba parcialmente lleno de agua. Es así que decidió recogerlo y llevarlo a la superficie.

Al abrirla, dio con un mensaje escrito en 1926. En conversación con la , quien es dueña dede la empresa Nautical North Family Adventures, explicó cómo sucedieron los hechos: “Al principio pensé que era solo una botella fría y luego, cuando la recogí, cuando todavía estaba bajo el agua, pude leer la palabra ‘esto’ en el papel. Era algo así como… ¡Dios mío! Hemos encontrado un mensaje en una botella. ¡Genial!”.

A buscar a George Morrow

La botella estaba casi llena. Aún así, fue posible leer el contenido de la carta que estaba fechada en noviembre de 1926 y decía: “¿La persona que encuentre esta botella devolverá este papel a George Morrow Cheboygan, de Michigan, y dirá dónde se encontró?”.

Sucede que Dowker conocía la mencionada ciudad y sabía que el apellido Morrow es bastante común allí. Poco después, hizo una publicación mediante la cuenta de Facebook de su empresa para ver si era posible que el escritor de la nota aparezca. “Pensé que lo rastrearíamos bastante rápido y eso sería el final. Así que me olvidé porque ya era tarde esa noche... y me fui a la cama”, dijo Jennifer.

En cuestión de horas, su post se volvió viral y miles de personas se mostraron interesadas en conocer más sobre el origen de la carta.

La capitana creyó que sería imposible encontrar al escritor entre tanta gente, pero la hija de George Morrow, Michele Primeau, logró ponerse en contacto con ella. La mujer no tiene una cuenta de Facebook, pero un conocido suyo le hizo llegar la publicación y ella reconoció la letra de su padre rápidamente.

Michele y Jennifer hablaron durante un buen rato sobre la persona que escribió la nota en 1925 y tiró la botella al agua. La hija recuerda que, por entonces, su padre tendría 18 años: “Puedo verlo salir y hacer eso porque era su cumpleaños. No lo sé con certeza, pero suena como algo que él hubiera hecho. Era una persona muy sentimental”.

Se supo que el padre de Michele falleció en 1995, pero, de alguna forma, esta anécdota lo volvió a traer a la vida. Jennifer quiso devolver la botella con el mensaje, pero Michele se negó a recibirla. “Pensé que lo correcto sería dárselo. Ella lo encontró y eso mantendría vivo el nombre de mi papá”, explicó.

La capitana dijo que enmarcará la nota y la colocará en la tienda de su empresa. A cambio, le dio entrada permanente a Michele para que pueda viajar por los ríos de Michigan en la embarcación Yankee Sunshine.

TE PUEDE INTERESAR