La joven quedó en shock al leer el mensaje del repartidor que había sido asignado para entregar su pedido. | Foto: Pexels/Triangle News
La joven quedó en shock al leer el mensaje del repartidor que había sido asignado para entregar su pedido. | Foto: Pexels/Triangle News

En ocurrió un hecho que ha sorprendido a millones de usuarios que utilizan los diferentes apps para pedir comida por delivery. Illy Ilyas, de 21 años, decidió el pasado 6 de febrero realizar el pedido de un combo de hamburguesas y wrap de pollo, sin imaginar que mientras esperaba su comida, el repartido asignado le envió un desconcertante mensaje. Esta es la historia de la joven se volvió en y demás redes sociales.

MIRA: El drama de “Gorilla Glue Girl”, la tiktoker que usó pegamento en vez de laca para el cabello

En su publicación, Illy contó que pagó por su pedido aproximadamente poco más de 20 dólares, según . La joven, que reside en Londres, recibió la notificación que su comida estaba siendo preparada. Todo iba normal, pues minutos después la aplicación le avisó que su pedido ya había sido recogida por su repartidor y se encontraba en camino.

La chica no se preocupó más, pues ya su pedido estaba a escasos minutos de llegar a casa. Sin embargo, al revisar su teléfono móvil se llevó la sorpresa que había recibido un mensaje de texto del repartidor asignado: “Perdón cariño, me comí tu comida”, fueron las palabras del hombre, según lo que ella publicó en su cuenta de Twitter y donde se volvió en cuestión de minutos.

LEE: Cientos de personas ayudan a una familia empobrecida cuya historia se hizo viral

“Al principio quede en shock. Pensé que era un chiste y comencé a reírme”, son las declaraciones de la joven al citado medio británico. Ella creía que se trataba de una broma por parte del repartidor, pero segundos después el aplicativo le envió la notificación que su pedido ya había sido recibido por ella, e inclusive el sistema le consultaba cuánta propina le iba a dejar al empleado.

“Me quedé con la boca abierta. Nunca me pasó esto”, contó Ilyas. Más allá del mal momento, y con la cabeza fría, lo tomó con humor: “El mensaje añadió un valor cómico a mi normalmente mundano pedido de Uber Eats. Así que, por eso, está perdonado”, sentenció la joven a The Sun. La empresa le permitió volver a realizar el pedido sin cobro alguno, y de esta manera si pudo disfrutar su almuerzo. “Tal vez tenía mucha hambre (el repartidor), no me gustaría ser la razón por la que un hombre hambriento se quede sin trabajo en una pandemia”, añadió.