La foto viral de alguien ofreciéndose a cambiar una llanta desinflada, un acto de caballerosidad que ya no suele verse a menudo, desató comentarios de todo tipo en las redes sociales. | Crédito: Pexels / Referencial.
La foto viral de alguien ofreciéndose a cambiar una llanta desinflada, un acto de caballerosidad que ya no suele verse a menudo, desató comentarios de todo tipo en las redes sociales. | Crédito: Pexels / Referencial.

La define caballerosidad como el “comportamiento propio del hombre que obra como un caballero, con cortesía, nobleza y distinción”. Si bien este accionar, también conocido como galantería, ya no suele verse muy menudo, todavía existen personas que no dudan en ayudar a alguien en apuros como muestra una de tomada a Bryan Conley, un residente de Des Moines, capital del estado de Iowa ().

En la imagen, captada originalmente por Heather Perry Ash y el último 21 de febrero en por la presentadora de televisión Tisia Muzinga, se observa a Conley en cuclillas cambiándole un neumático al automóvil estacionado de una mujer en los exteriores de la tienda Hy-Vee en la ciudad de Windsor Heights, establecimiento al que acudió de compras sin percatarse que una de sus llantas estaba desinflada.

“Esta foto me hizo sonreír”, comienza la publicación de realizada por la también reportera de la televisora . “Vi la cosa más dulce hoy en el Hy-Vee. Este señor no conocía a la señora, pero bajó de su vehículo de un salto para decirle que tenía un caucho pinchado e incluso se quedó para cambiárselo. Necesitamos más amabilidad y compasión como esta en el mundo”, añadió citando las palabras de la autora de la instantánea.

MÁS INFORMACIÓN: “Caballero, ¿se le cayó el barbijo o se le subió la nariz?”, pregunta un guardia que usa el humor para crear conciencia

“Algo que solemos hacer quienes somos de Iowa es que SIEMPRE nos apoyamos mutuamente. ¡Señor, usted es simplemente asombroso! ¡Esto es Iowa!”, escribió Muzinga como corolario del contexto en el que fue tomada la del buen samaritano, al que la mencionada estación televisión no dudó en buscar para conocer más sobre él y lo que lo motivó a llevar a cabo su desinteresado gesto de ayuda al prójimo.

En declaraciones a KCCI, Conley dijo que iba camino a una cena cuando se percató que la dueña del vehículo que se hallaba al interior de la tienda tenía un neumático desinflado y necesitaba ayuda. Fue así que, sin pensarlo dos veces, esperó pacientemente en el estacionamiento hasta que saliera para poder darle una solución a su problema y ya no tuviera que preocuparse más por eso.

“Al principio no podíamos sacar la llanta, pero al final pudimos hacerlo y coloqué la de repuesto en su lugar, advirtiéndole que solo era un arreglo temporal y que tenía que llevarlo directamente a que la revisen en un taller”, agregó el buen samaritano, que dijo que no es la primera vez que saca a alguien de apuros ya que hace unos días presenció un accidente automovilístico y de inmediato se detuvo para ver en qué podía ayudar.

Puede interesarte: Ola de frío convierte a las cataratas del Niágara en un paisaje de ensueño