Wiggles es un perro que ha vivido 11 de sus 14 años en un refugio. Afortunadamente, pudo ser adoptado hace algunos días. (Foto: 5A's Animal Shelter / Facebook)
Wiggles es un perro que ha vivido 11 de sus 14 años en un refugio. Afortunadamente, pudo ser adoptado hace algunos días. (Foto: 5A's Animal Shelter / Facebook)

“El mundo sería un lugar más agradable si todos tuvieran la capacidad de amar tan incondicionalmente como un perro”. Esta frase de la autora estadonunidense M. K. Clinton sirve como introducción para conocer el caso de un can que, tras pasar más de una década en un refugio de animales en Godfrey, Illinois (), por fin pudo encontrar un hogar en el que pasar el resto de sus días. Esta conmovedora historia compartida a través de las redes sociales entre sus usuarios, especialmente los amantes de las mascotas.

MÁS INFORMACIÓN: Balltze, el can que inspiró el meme del ‘perro fuerte’, cumplió 10 años

Wiggles tiene 14 años y pasó 11 de ellos en el refugio 5A’s Animal Shelter, a donde llegó cuando solo tenía 3 años. Según la cadena , los dueños originales de la perrita la llevaron al refugio en mayo de 2010 porque ya no podían cuidar de ella.

El can desarrolló un tumor benigno en 2016 en su muslo, lo que, para sus cuidadores, fue uno de los principales motivos por los que era ignorada para su adopción; sin embargo, todo cambió cuando una pareja de St. Louis, Missouri, que acababa de perder un perro por el cáncer, se enteró del caso de Wiggles y se mostró dispuesta a brindarle una nueva oportunidad de vida.

Karla Crane, empleada del refugio donde Wiggles ha pasado casi toda su vida, admitió que “lloró lágrimas de felicidad por su adopción”. “La pareja también hizo una donación de 300 dólares (250 euros) al refugio, fueron muy amables”, agregó.

“Acabo de hablar con las personas que la adoptaron y dijeron que les está yendo bien. Wiggles todavía está tratando de averiguar qué está pasando, pero pueden pasearla por el vecindario con una correa sin ningún problema. Dijeron que Wiggles no les ladra a otros perros cuando camina con ellos”, dijo la cuidadora.

“La pareja tenía perros que fallecieron con cáncer y pensaron que era hora de adoptar de nuevo. Tienen un gran patio cercado y un vecindario agradable. Vinieron el domingo por la tarde. Todo parece perfecto para Wiggles”, detalló.