Un abuelo de 84 años y su nieto de apenas ocho protagonizaron un tierno momento en un restaurante de Argentina. (Foto: Twitter/@NicolasIeraci).
Un abuelo de 84 años y su nieto de apenas ocho protagonizaron un tierno momento en un restaurante de Argentina. (Foto: Twitter/@NicolasIeraci).

Abuelos y nietos han sido protagonistas de emotivas escenas en los últimos años y la más reciente ha tenido lugar hace unos días en un restaurante de Argentina. Un hombre de 84 años conversaba atentamente con su nieto de apenas ocho, mientras aguardaban sus platillos. Un fotógrafo, que era un comensal más, capturó el tierno momento y se hizo . Conoce los detalles de la .

Los abuelos suelen convertirse en los primeros amigos de sus nietos. Juegan con ellos, les cuentan historias, son sus confidentes. Y cuando los pequeños pasan por un mal momento se preocupan tanto o más que los propios padres.

Eso fue lo que ocurrió precisamente con Luis, un hombre de 84 años que, desde febrero de este año, vive solo en Lanús, una ciudad de la provincia de Buenos Aires. Su esposa, Dora, afectada por el Alzheimer, se encuentra internada en un geriátrico desde esa fecha.

Apenas se enteró que su nieto Benjamín estaba con fiebre, el pasado 4 de agosto, don Luis quiso ir a verlo a su casa, que está ubicada a una cuadra de la suya. Sin embargo, Gabriela, su única hija, se lo impidió, muy a su pesar. A su edad, Luis corre el riesgo de contagiarse fácilmente y, a estas alturas, lo mejor es prevenir.

Se reencontró con su nieto

Llegó el domingo y el octogenario, un mecánico retirado, llamó a la casa de su hija para preguntar sobre el estado de salud del pequeño, según precisa . Gabriela le dio buenas noticias sobre la salud de Benjamín y acordaron reunirse en un restaurante cercano para almorzar.

Sin dudarlo, el anciano llegó al local especializado en parrilla y esperó al niño en una mesa. Su hija debía sacar a pasear a sus dos perros Messi y Luna, por lo que Benjamín propuso ir adelantándose.

“Yo me quedo con el abuelo”, fueron las palabras que le dijo el pequeño, de acuerdo con el sitio web citado.

Una foto inmortalizada

Abuelo y nieto se sentaron en una de las mesas, frente a frente, sin celulares de por medio, y comenzaron a conversar con entusiasmo. Un periodista y fotógrafo aficionado, se encontraba almorzando en ese momento en el local, según señalaron medios locales, y se percató de esa escena espontánea, como sacada de una película.

No lo dudó dos veces y decidió tomar, desde su ubicación, una fotografía. La imagen inmortalizada fue subida por Nicolas Ieraci, como es su nombre, a su cuenta de Twitter. Acompañó la imagen con una frase que invita a la reflexión: “Disfrútalo pibe, disfrútalo mucho. Es el mejor momento de tu vida”.

La fotografía se viralizó en tiempo récord y los usuarios destacaron el tierno momento. Otros, por su parte, aprovecharon para compartir imágenes similares con sus abuelos en Twitter.

Gabriela y su familia se enteraron que la imagen se volvió viral un día después y no lo podían creer. “Él es puro amor, como lo mira a mi nene, me miró a mí toda la vida”, confesó la madre de Benjamín.


Síguenos en nuestras redes sociales: