El escocés de 35 años muestra su arte en las principales calles de su país, donde ha labrado una historia de superación digna de ser resaltada. | Créditos: @mrtragicohara / Instagram.
El escocés de 35 años muestra su arte en las principales calles de su país, donde ha labrado una historia de superación digna de ser resaltada. | Créditos: @mrtragicohara / Instagram.

Todos tienen una que contar y este escocés no es la excepción. Su verdadero nombre es Steven McIntyre, pero es conocido como Tragic O’Hara, apelativo que él mismo ha ido trabajando durante toda su vida hasta el punto de volverse parte de la cultura pop de pues sus obras ahora engalanan sus calles cuando antes eran vistas como imágenes relacionadas a actos de vandalismo.

Tragic O’Hara tiene varios trabajos artísticos que decoran algunas calles de su país, ganando cierta fama entre sus compatriotas, por lo que el medio de comunicación decidió averiguar un poco más sobre él, conocer más de lo que él tenía que decir y hacer llegar esta lucha de superación a más personas.

Los inicios nunca son sencillo. El artista de 35 años de edad contó que, cuando era un joven adolescente, pintaba las calles con grafitis y, normalmente, era perseguido por los policías ya que ello no estaba permitido y su talento era visto como vandalismo no como una obra de arte. Es más, conforme fue creciendo siguió en las mismas andadas, pero, para su suerte, nunca fue llevado a una cárcel.

El muchacho llevó su pasatiempo aún más allá de lo normal y trabajó arduo para perfeccionar su arte y técnica. Años después, empezó a realizar algunas pinturas en la ciudad, por las cuales cobraba.

Los trabajos más populares de Tragic O’Hara

Durante su tiempo trabajando en calles de manera legal, sin que sea considerado como un vándalo, el escocés es reconocido por un fantástico dibujo de un enorme tiburón para una organización benéfica para personas sin hogar en Glasgow. Del mismo modo realizó un colibrí gigante en el National Trust for Scotland.

Sin embargo, últimamente ha estado en boca de muchos en su país por unas esculturas metálicas que representan unas medusas que en la noche encienden sus luces. El proyecto fue financiado por el Inverclyde Council, el National Lottery Heritage Fund, Transport Scotland y la organización benéfica para caminar y andar en bicicleta Sustrans.

“No tengo ni idea de la soldadura ni nada de eso, pero pensé que nunca volvería a tener la oportunidad de entrar en esto, así que presenté una idea de medusas robóticas que funcionan con energía solar y se iluminan por la noche”, manifestó el artista.

De esta forma, Steven McIntyre se ha ganado un nombre en su localidad y espera seguir trabajando para realizar más trabajos que puedan sacarle una sonrisa a todos aquellos que aprecian su arte.

Tragic O’Hara en YouTube

El artista también está dentro del mundo de la música y suele compartir sus canciones a través de su canal de YouTube.


TAGS RELACIONADOS