Con las 508 hectáreas cedidas por don Félix y su esposa, el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) amplía su capacidad de trabajo y posibilidad de investigación y experimentación tecnológica para ayudar al sector de productores agropecuarios. | Crédito: telám
Con las 508 hectáreas cedidas por don Félix y su esposa, el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) amplía su capacidad de trabajo y posibilidad de investigación y experimentación tecnológica para ayudar al sector de productores agropecuarios. | Crédito: telám

La gratitud es la memoria del corazón. Eso lo sabe bien un matrimonio sin hijos de productores agropecuarios de , , que donó su campo de cría de ganado de 508 hectáreas valorado en 1 millón de dólares al para que sea destinado a la investigación y experimentación tecnológica. Este es el de un desinteresado gesto de agradecimiento que se llevó las palmas y aplausos de los internautas en más de una .

La tiene como protagonistas al productor ganadero Félix Silva y su esposa, la docente rural jubilada Fredelina Nuñez, ambos de 79 años de edad, quienes en pleno uso de sus facultades decidieron ceder sus tierras ubicadas en el departamento de , al norte de la provincia de Corrientes (entre la capital provincial y el humedal Esteros del Iberá), al organismo dependiente del .

“Lo dono en agradecimiento a todo el conocimiento que me dio el INTA, manifestó don Félix Silva a la agencia estatal de noticias el pasado viernes 6 de agosto tras la firma, en compañía de su cónyuge Fredelinda Nuñez y ante un escribano público, de los documentos para la donación del total de sus bienes a la Cooperadora del INTA en Corrientes, que recién podrá administrarlos post mortem de sus actuales propietarios.

MÁS INFORMACIÓN: Recibe 150 paquetes por error y decide donar su contenido a un hospital para niños

“Antes de eso, sentía que no tenía posibilidades, pero ellos me incentivaron, me abrieron los ojos, me incentivaron en todos los aspectos y empecé a crecer, siento mucho agradecimiento al INTA, remarcó don Félix, al tiempo que dijo que la donación se hizo para que se “continúe apuntalando a la producción, que se siga acrecentando y aportando conocimientos” a los “pequeños productores agropecuarios” como lo fue él en sus inicios.

“Gracias al INTA empecé a producir más y mejor, eso es indudable”, destacó el veterano productor ganadero que se dedica a esta actividad desde hace más de 40 años y adelantó que la intención con la que él y su esposa donaron sus tierras fue para que se empiecen a aprovechar “desde ahora” con la finalidad de que sean convertidas en un “centro de capacitación, de experimentación y de demostración tecnológica que puedan aprovechar todos”.

Más que un “halago”, un “compromiso muy grande”

Por su parte, el ingeniero agrónomo Alejandro Kraemer, coordinador Territorial de Extensión del INTA en Corrientes, calificó el gesto de Félix Silva y Fredelina Nuñez como “un halago, un reconocimiento de un productor a nuestro trabajo”, además de ser “un compromiso muy grande, una gran responsabilidad” para el organismo estatal respecto a las expectativas sobre el destino de las tierras que trabajaron durante gran parte de su vida.

En diálogo con Télam, Kraemer contó que conoce a Silva desde 2012 desde que comenzó el Proyecto de Desarrollo Territorial con enfoque regional, ya que fue por aquella época que los ingenieros agrónomos del INTA comenzaron a visitar más a los campos con la finalidad de realizar investigaciones, además de relacionarse con la gente de las zonas rurales y escuchar las inquietudes de los productores agropecuarios.

MÁS INFORMACIÓN: Joven dona videojuegos a hospital tras ganar US$30.000 con acciones de GameStop

El ingeniero agrónomo precisó que don Félix “tuvo un salto importante en tecnología y en su esquema de producción” debido al asesoramiento que recibió del INTA, al tiempo que recordó cómo este último “siempre insistía en que quería donar” sus 508 hectáreas para que se conviertan en “un centro experimental de producción y de generación y difusión de tecnología, además de capacitación para productores de la zona” y le pedía que “averigüe cómo tenía que hacer”.

Tras la firma de la documentación que respalda la donación voluntaria del matrimonio de productores agropecuarios, la sede de Corrientes del INTA “amplía su capacidad de trabajo y posibilidades en cuanto a líneas de investigación y experimentación tecnológica” como la creación de una unidad integrada del organismo estatal con la , entre otras iniciativas.

Félix Silva firmó este viernes, junto a su esposa Fredelinda Nuñez, los documentos para la donación. | Crédito: telám
Félix Silva firmó este viernes, junto a su esposa Fredelinda Nuñez, los documentos para la donación. | Crédito: telám

TE PUEDE INTERESAR

TAGS RELACIONADOS