La niña fue con su madre a entregarle un sobre con dinero a un vagabundo, quien devolvió la billetera perdida de su abuela. (Foto: NBC Bay Area)
La niña fue con su madre a entregarle un sobre con dinero a un vagabundo, quien devolvió la billetera perdida de su abuela. (Foto: NBC Bay Area)

En y en otras redes sociales, se volvió una historia que tiene como protagonista a una niña de Estados Unidos que recaudó dinero para un vagabundo que devolvió la billetera perdida de su abuela. Aquí te contaremos todo lo que se sabe al respecto.

MÁS INFORMACIÓN: Henry Gonçalves, el joven que crea réplicas en tamaño real de motocicletas usando cartón

De acuerdo a la información brindada por en su página web, la pequeña, identificada como Mikayla Gounard, había ido a Kamson Coffee en San Rafael el pasado 9 de diciembre de 2020, junto con su abuela, Evelyn Topper. La mujer de la tercera edad, según una cámara de seguridad del establecimiento, luego de cancelar un pedido, colocó su billetera dentro de un bolsillo de su chaqueta, pero sin cerrar la cremallera.

Cuando ella llegó a casa, se dio con la sorpresa que la billetera no estaba. Evely Topper contó que ahí estaba su tarjeta de crédito, débito y medicare, por lo que se sintió angustiada. Sin embargo, un día después, recibió una llamada que la alegró bastante.

Era Sean Currey, un hombre que ha estado sin hogar durante 5 años y que revisó el contenedor de basura de la cafetería, donde encontró la mencionada billetera. Él la llamó para devolvérsela. Si bien no había dinero en efectivo, de acuerdo a la citada fuente, dijo que un amigo le sugirió que usara las tarjetas de crédito antes de que las cancelaran, pero decidió no hacerlo.

“Lo hice porque tengo corazón”, manifestó. “Así es como me criaron”, agregó. Mikayla Gounard, al enterarse de la buena acción del hombre, decidió usar su fiesta de cumpleaños número 12 para recaudar dinero y entregárselo. Ella, mucho antes de que todo lo mencionado pasara, ya tenía planeado hacer una donación a una persona. “Quería dárselo a alguien que realmente necesitaba algo”, indicó.

En la reunión por su onomástico hubo una foto de Currey y una canasta para donaciones. Mikayla logró juntar cientos de dólares. Al día siguiente, ella y su madre fueron a ver al hombre y le entregaron lo recaudado en un sobre. “Me siento honrado”, indicó Sean.