Max fue abandonado por sus dueños. Uno de ellos, aparentemente menor de edad, tomó la decisión de dejarlo en la calle para evitar siga siendo maltratado. |Foto: @MascotasCoyoacan/Twitter
Max fue abandonado por sus dueños. Uno de ellos, aparentemente menor de edad, tomó la decisión de dejarlo en la calle para evitar siga siendo maltratado. |Foto: @MascotasCoyoacan/Twitter

La vida de Max -ahora llamado Boston- ha conmovido a millones de personas en las redes sociales. El indefenso perrito fue abandonado en una banca en y junto a él un triste mensaje escrito por uno de sus dueños explicando el por qué tomo tal decisión. Su historia se volvió en y demás redes sociales.

MIRA: Joven perdió una oportunidad laboral tras caer en un truco que mostró cómo era en realidad

La organización comunitaria publicó en su cuenta de Twitter el reporte de un perrito abandonado. Al costado del can había una carta que contaba que el cachorro era constantemente maltratado, por lo que uno de sus dueños, aparentemente un menor de edad, tomó la triste decisión de abandonarlo para que alguien de buen corazón pueda brindarle los cuidados necesarios.

“El dejar aquí a mi perrito me duele mucho, pero tomé la decisión de dejarlo porque mis familiares lo maltrataban y siempre me dolía verlo en esas condiciones. Así que si lees esto y te tiendas el corazón, por favor adóptalo y cuida muy bien de él. Y sino por favor deja la nota en su lugar, para que otros lo lean y adopten”, se puede leer en el mensaje.

El pequeño Máx logró ser rescatado por los animalistas varios minutos después, ya que el perrito se mostró en todo momento territorial y desconfiado. Tras tranquilizarlo, lograron llevarlo a un refugio para que recibiera atención veterinaria y quede en óptimas condiciones de salud para ser adoptado.

Rápidamente las redes sociales se encargaron de volver la fotografía publicada en por Mascotas Coyoacán y muchos desean darle una segunda oportunidad a este adorable perrito.

MÁS SOBRE HISTORIAS

VIDEO RECOMENDADO

Viral: joven rescata a perrito que cae a piscina