El niño, hoy de once años, sigue visitando a Simón y continúa dando dinero para que le compren su comida y sus amadas tortillas. (Foto: Albergue Pergatuzzo/composición)
El niño, hoy de once años, sigue visitando a Simón y continúa dando dinero para que le compren su comida y sus amadas tortillas. (Foto: Albergue Pergatuzzo/composición)

Los animalitos domésticos siempre nos dan hermosos momentos que quedan eternizados en nuestras memorias; pero, hay ocasiones en las que nos vemos obligados a desprendernos de ellas con todo el dolor del mundo; tal y como le sucedió a un niño de , cuya se hizo en diversas por dejar a su perrito en un refugio, pero prometió crecer para recuperarlo, provocando mucha nostalgia entre los usuarios de .

Obligado a dejar a Simón

El hecho tuvo lugar en 2020, cuando el niño relató en una carta que se vio forzado a dejar a Simón, su perrito, porque este lloraba mucho por las noches, lo cual hacía enojar a su padre quien, sin contemplación alguna, le pegaba al cachorro de 4 meses para que no hiciera ruidos.

“Te dejo a Simón, es mi perro. No quiero que mi papá le pegue. Llora mucho porque no hay comida. Te dejo mis ahorros para sus tortillas”, dice el primer párrafo de la nota dejada por el pequeño en el albergue para animales Pergatuzzo de la Ciudad de México.

Carta del niño pidiendo den refugio a Simón. (Foto: Albergue Pergatuzzo/Facebook)
Carta del niño pidiendo den refugio a Simón. (Foto: Albergue Pergatuzzo/Facebook)

Seguidamente, hace una imploración a las personas que, en adelante, se harán cargo del can: “No le peguen, porque mi papá le pega mucho. Simón come mucho”, describe así el niño la situación que el animalito de pelaje blanco vivía a diario.

Sin embargo, el niño deja en claro que su intención no es que su perrito se vaya con otra familia, sino que le hagan el favor de cuidarlo hasta que él pueda hacerse cargo: “No se lo lleven, cuando crezca vengo por Simón.

Personal del refugio para mascotas reveló que cuando el niño entregó a Simón, este estaba envuelto en una manta, la cual contenía su carta de despedida, pero también unas cuantas monedas para que le compren uno de sus manjares favoritos: las tortillas.

Simón fue dado al albergue cuando tenía 4 meses de vida. (Foto: Albergue Pergatuzzo/Facebook)
Simón fue dado al albergue cuando tenía 4 meses de vida. (Foto: Albergue Pergatuzzo/Facebook)

Simón a salvo en el refugio

Asimismo, el menor visita, casi a diario a su perrito, esperando que se dé el tiempo propicio para poder llevárselo de nuevo a su lado, sin que tengan que preocuparse por la comida, pero tampoco por los abusos de un padre que no entiende o no quiere a los animales.

En otra carta nota dejada por el infante, refleja lo mucho que sufre por no tener a su lado a la mascotita: Simón, te extraño. Me dijeron que te llevaron al veterinario. Te dejo 3 pesos para tus tortillas”, al parecer, el niño fue a visitarlo, pero no lo encontró porque habría sido llevado a una consulta médica, que es cuando se descubre que padecía de dolor crónico en la cadera producto de una mal formación al momento de nacer, siendo esto lo que provocaba los llantos que irritaban al padre del niño.

El albergue se comprometió con la causa del menor, por lo que tras dar a conocer el caso informaron en sus redes sociales que no estaba en adopción, por lo que se encargarían de cuidarlo, desparasitarlo y vacunarlo.

Niño deja dinero para que le compren tortillas a Simón. (Foto: Albergue Pergatuzzo/Facebook)
Niño deja dinero para que le compren tortillas a Simón. (Foto: Albergue Pergatuzzo/Facebook)

Sin embargo, durante la pandemia del coronavirus, les fue difícil verse seguido: “Hola, Simón, no puedo verte por el COVID. Mi papá no me deja salir. Te mando tu comida y tres pesos. Mi papá no tiene trabajo, Pórtate bien, te extraño”. Pero, pese a esto, pudieron realizar videollamadas para que no perdieran el contacto.

Unidos dos años después

Hoy, en 2022, el dueño de Simón ya cuenta con 11 años y no deja de visitarlo, va cada 15 días y le deja entre 5, 15 o 20 pesos para su comida, mientras que Simón ya no es un cachorro indefenso, todo lo contrario, es un adulto con porte, contento que se encuentra a salvo y sano en el refugio, donde no le falta comida, tampoco la atención médica que requiere.

La situación del albergue donde vive Simón

Pero, paralelo a esta conmovedora historia, lo cierto es que el Albergue Pergatuzzo no está pasando por el mejor momento, pues presentan serios problemas económicos los cuales, si no son solucionados a tiempo, se verán forzados a cerrar sus puertas.

Han pasado 2 años y Simón es un adulto que vive al lado de casi 1,600 animalitos. (Foto: Albergue Pergatuzzo/Facebook)
Han pasado 2 años y Simón es un adulto que vive al lado de casi 1,600 animalitos. (Foto: Albergue Pergatuzzo/Facebook)

Sin embargo, al conocer esta noticia, muchos usuarios de Internet se han dado a la labor de organizarse para poder enviar dinero a esta institución, para así poder seguir funcionando en favor de las mascotitas con “necesidades especiales y de la tercera edad, para orientar a la comunidad en el trato de sus mascotas, educar a los niños sobre el derecho de los animales”, ya que desde que comenzaron sus labores hasta el presente, han rescatado a un promedio de casi 1,600 animalitos.