Esta impresionante historia es un relato de superación, pero también de amor. (Foto: Grambling State University/Facebook)
Esta impresionante historia es un relato de superación, pero también de amor. (Foto: Grambling State University/Facebook)

La edad nunca es impedimento para estudiar e instruirse, tal y como lo demuestra una madre de los , quien está a poco de graduarse de la universidad, pero, para mayor felicidad, lo hará al lado de su hija y su no tardó nada para convertirse en en diversas de .

Un logro que no tiene edad

Suzzon Jiles y Trinity Jones, su hija, están próximas a graduarse del Grambling State University este 12 de mayo en el Centro de Asamblea Fredrick C. Hobby en GSU, donde nuestra protagonista obtendrá su licenciatura en desarrollo infantil, en tanto que su retoño lo hará en biología. En declaraciones a KSLA News 12 declaró.

Grambling State ha cambiado mi vida. Ahora estoy educada y pronto me graduaré. He disfrutado cada conexión que he hecho aquí, encontrando amigos para toda la vida y una amplitud de conocimientos sobre la educación de la primera infancia. Me inspiré para convertirme en un trabajador/propietario de cuidado infantil después de ser la segunda de 10 hermanos. Ayudé a mi mamá a criar a mis hermanos menores y también me encantó enseñarles, así que lo he estado haciendo la mayor parte de mi vida”.

Estudiar en medio de la pandemia

Luego que Trinity destacara lo positivo que ha sido su paso por la universidad, tanto madre como hija afirman que asistir a este centro de estudio en medio de la pandemia del coronavirus fue un verdadero reto.

La madre se gradúa en educación, mientras que la hija en biología. (Foto: Grambling State University/Facebook)
La madre se gradúa en educación, mientras que la hija en biología. (Foto: Grambling State University/Facebook)

“La química orgánica fue muy difícil para mí debido al COVID-19 y las clases eran 100 por ciento en línea. Soy más una persona práctica, pero la facultad y el personal me ayudaron enormemente. El departamento de biología de Grambling es como una familia para mí. Me han enseñado mucho, incluso, en otras áreas”, destacó la hija de Suzzon.

Por su parte, la madre Trinity reveló las pericias que tuvo que hacer para poder, por ejemplo, realizar sus tareas, a la par de cumplir con sus funciones como madre, esposa, pero también trabajadora.

“Hubo muchas dificultades que enfrenté para trabajar e ir a la escuela. A veces era abrumador ser esposa y madre trabajadora. Pasé largas horas estudiando, sin mencionar que la COVID-19 golpeó justo cuando me inscribí en Grambling. Nunca pude disfrutar de mi experiencia universitaria y, ni siquiera pude recorrer el campus. Pero, gracias a Dios, llegué hasta aquí y continuaré”.

Los sueños de madre e hija

Sabiendo que se graduará, nuestra protagonista afirme que su meta es abrir su propio centro de cuidado infantil, mientras que Trinity aspira a inscribirse en la Escuela de Odontología de Meharry Medical College.

“Lo que en verdad quiero es convertirme en dentista pediátrica. Grambling me ha preparado para vivir y hacer realidad ese sueño; estoy muy agradecida con la universidad y con todos los que me han ayudado”, sentenció.