Charles pudo reencontrarse, 15 años después, con su gatita desaparecida. | Foto: AP/Los Angeles County Department of Animal Care and Control
Charles pudo reencontrarse, 15 años después, con su gatita desaparecida. | Foto: AP/Los Angeles County Department of Animal Care and Control

En el año 2005, , pero no nunca imaginaron lo que iba a ocurrir poco tiempo después. El hombre adoptó a su mascota cuando ella tenía solo dos meses de vida, pero una noche sus planes cambiaron. La gatita salió al jardín de su nueva casa a jugar, pasaron las horas y cuando su dueño fue a buscarla no la encontró. Esta es la de un emotivo reencuentro tras 15 largos años de separación.

LEE TAMBIÉN: Médicos conducen más de 80 km a través de tormenta de nieve para salvar a bebé prematuro

Charles buscó incesantemente a Brandy por toda el área metropolitana de Los Ángeles. Visitó refugios, albergues, puso carteles en la zona con la esperanza que alguien pueda informarle de su paradero. “Estaba muy triste. La quería de regreso porque cuando la adopté hice una obligación moral de cuidarla por el resto de su vida”, .

El hombre temía que haya ocurrido lo peor con Brandy. “Espero que alguien la agarrara de la calle para cuidarla, y creo que eso fue lo que sucedió”, añadió. Sin tener noticias de su mascota, Charles se mudó a otra localidad y adoptó dos gatos. Pero fue en febrero de 2021, cuando recibió dos llamadas que lo sorprendieron.

TE PUEDE INTERESAR: Familia pasa 12 horas al interior de su auto para que su perrita pudiera dar a luz en un lugar caliente

La primera era de la empresa que en 2005 le había implantado el microchip a Brandy. La otra llamada venía de un refugio de animales de Palmdale, pues allí tenían a su añorada mascota. Charles había cambiado de dirección y de teléfono fijo, pero mantenía el mismo número de su celular, número que había consignado como contacto en el chip de su felino.

“Quizás haya una posibilidad en un millón de que sea Brandy. Pero después de 15 años, es muy poco probable. Aunque pensé: el microchip no mentiría”, contó. El esperado momento llegó, y el 21 de febrero Charles fue hasta el refugio para reencontrarse con su gatita. “Es increíble. Creo que es algo inconcebible. La vi, la levanté y empezó a ronronear y fue algo muy emotivo. Fue bonito volver a tenerla en mis brazos”. Al ver por fin a su gata, lloró de emoción y le fue imposible no recordar todos los años que estuvieron separados.