Módulos Tomas de Canal

Joven engaña a supermercado y compra una PlayStation 4 a precio de fruta

El incidente tuvo lugar en Montbéliard (norte de Francia) y el responsable actuó de forma ilícita, por lo que fue recientemente sentenciado

PlayStation - Frutas - Naranja

El incidente tuvo lugar en Montbéliard (norte de Francia) y el responsable actuó de forma ilícita, por lo que fue recientemente sentenciado. (Foto: InspiredImages en Pixabay. Bajo licencia Cretive Commons)

Pixabay

Poseer una PlayStation 4 (PS4) es el anhelo de muchos jóvenes, pero dicho dispositivo no siempre está al alcance del bolsillo de todos. Es por ello que resulta curioso encontrar historias como la de un joven francés que pasará un tiempo tras las rejas, a la forma ilegal en la que adquirió una de estas consolas de videojuegos.

Según el medio francés L’est Republicain, la historia comenzó en septiembre de 2018, cuando un joven de 19 años paseaba por el departamento de videojuegos de un supermercado ubicado en en un supermercado de Montbéliard (Franco Condado). El muchacho, identificado únicamente como Adel, tomó una PS4 y decidió llevarla a la sección de vegetales para pesarla.

Aunque la acción podría parecer un despropósito, Adel tenía intenciones muy específicas: llevarse la PlayStation como si fuera una bolsa de frutas.

Una vez que pesó la consola, le colocó el código de barras generado por la balanza de vegetales y se dirigió a la sección de cajas, donde había un cubículo sin un empleado que atendiera. El sujeto escaneó el precio, pagó por el peso de las frutas él mismo y salió del local como si nada hubiera sucedido.

Al final, únicamente invirtió 9,29 euros en la PS4, cuyo precio real era de 340 euros.

Pese a que podría darse por satisfecho, Adel intentó repetir la jugada ilícita tan solo un día después; sin embargo, terminó siendo detenido por la policía. El chico contó a las autoridades que había vendido por 100 euros la PlayStation robada y que con ese dinero compró un pasaje de tren con destino a Niza (al sur de Francia).

El joven ladrón fue sentenciado a cuatro meses de prisión por la justicia francesa. A pesar de que la pena de cárcel fue finalmente suspendida, sí se mantuvo la sanción que le imposibilita ser elegible para préstamos durante cinco años. Por lo pronto, el muchacho deberá conformarse con comprar frutas de verdad y mirar a los videojuegos de lejos.


Tags Relacionados:

Francia

PlayStation

IrMundial 2018