Cástulo aseguró que en sus poco más de 4 décadas de servicio transportó a los hijos, abuelos, nietos de muchos de los presentes. (Foto: Composición)
Cástulo aseguró que en sus poco más de 4 décadas de servicio transportó a los hijos, abuelos, nietos de muchos de los presentes. (Foto: Composición)

En no pocas ocasiones, algunas personas forman parte esencial del trabajo que desempeñan, no solo por su importancia, también por su tiempo de permanencia. Ese fue el caso de Cástulo Araya quien, tras servir más de 4 décadas como conductor de uno de los trenes del Metro de Santiago, , decidió que era hora de jubilarse y dio a conocer la noticia durante su última vuelta anunciándolo a los pasajeros, quienes no solo lo aplaudieron, también grabaron el video de su , la cual se hizo en y otras .

La última vuelta

Todo sucedió en horas de la noche, donde el metraje muestra uno de los vagones con todos los asientos ocupados y un par de personas paradas durante el trayecto. En eso, se escucha una voz desde los altoparlantes, se trataba de Cástulo, quien con un tono nostálgico se dispuso a dar su último mensaje como conductor de este servicio público.

“Próxima estación, estación terminal Tobalaba, lugar de combinación con Línea 1″, comienza de esta manera su alocución que, inicialmente, no causó la atención de los usuarios, pues se trataba de una comunicación común y corriente en este tipo de servicios.

Pero, pronto continuó: “Amigos y queridos usuarios, les habla un conductor en su última vuelta después de 44 años a vuestro servicio, dichas estas palabras comienzan a tomar atención a lo que escuchan, muchos de estos dejan a un lado lo que estaban haciendo.

“En estos 44 años, transporté a vuestros padres, abuelos, nietos y quizás alguno de ellos ya no estén con nosotros. Un abrazo a todos ustedes. Cuidemos al Metro y hasta siempre. Muchas gracias”, acaba de esta manera su participación, la cual, de inmediato, provocó los aplausos conmovidos de los pasajeros del Metro de Santiago.

Una fraterna despedida

El video no termina aquí, pues cuando el tren hace su parada en la última estación, Cástulo se encuentra en las afueras de la puerta del conductor, viendo cómo descienden los usuarios, la última vez que los vería desde dicha posición, visiblemente emocionado con esta imagen que quedará grabada por siempre en su memoria.

Pero, esto no fue todo, pues muchos pasajeros se acercaron al hombre para darle un apretón de manos, un abrazo, agradeciéndole por el destacado servicio que brindó a la comunidad por más de 4 décadas, inclusive, un hombre lo saluda afectivamente, mientras canta una pieza clásica con voz de tenor.

Viral en redes sociales

El video ha llegado a diversas redes sociales, pero también a más de un medio de comunicación quienes han caído conmovidos con el corto pero sentido relato de Cástulo Araya quien ya se encontrará en la tranquilidad de su hogar, disfrutando su jubilación, pero teniendo la conciencia tranquila por el servicio que brindó a su ciudad y porque, en su último día de labores, recibió el reconocimiento de ese público que, probablemente, antes no se detuvo a reflexionar sobre la importante labor que cumplen estos trabajadores del servicio público.