Los padres aseguraron que Judah es una bendición, pues los médicos les dieron pocas chances de poder tener hijos. (Foto:  Provided / Cone Health Alamance Regional Medical Center)
Los padres aseguraron que Judah es una bendición, pues los médicos les dieron pocas chances de poder tener hijos. (Foto: Provided / Cone Health Alamance Regional Medical Center)

En todas las se ha vuelto el 22/02/2022 teniendo en sus espaldas cientos de historias, pero la más impresionante ha tenido lugar en el condado de Alamance, Carolina del Norte (), con el nacimiento de una bebé en dicha fecha, pero, para mayor controversia, a las 02:22 horas, que ha recibido gran cobertura en los medios locales, así como diversas plataformas virtuales.

Para la familia Spear la fecha y hora del nacimiento de la pequeña Judah Grace será inolvidable pues, además de lo anterior dicho y por loco que parezca, su nacimiento tuvo lugar en la sala de parto 2. Como si los astros se hubieran juntado para que este número marque desde el inicio la vida de la bebé.

Sin embargo, la llegada de la nena a este mundo no fue sencilla, pues su madre, Aberli, estuvo en trabajo de parto durante 26 horas, siempre acompañada de su esposo Hank Spear.

A medios como 10 WBNS, la madre primeriza declaró: “Escuché a todas las enfermeras gritar de emoción y pensé en lo que está pasando. Lo miré (a su esposo) y pensé a qué hora nació ella. Era como las 2:22 y me gustó. ¡Está bien!”

Judah nació pesando casi 3.5 kilogramos con una salud envidiable: “El momento perfecto de Dios, él nunca comete errores”, dijo Aberli con mucha seguridad.

A pesar de lo numéricamente especial que será en adelante el cumpleaños de su pequeña, la pareja asegura que su nombre tiene gran importancia: “Su nombre significa ‘alabanza’. Judah, por eso elegimos ese nombre, porque me diagnosticaron linfoma de Hodgkin en 2014 y nos dijeron que, probablemente, no podríamos tener hijos”.

Y es que la historia de la pareja no ha estado exenta de dramas como de mucho dolor, pues a los 3 meses de iniciar su relación, a Aberli le detectaron cáncer, por lo que el hecho de poder formar una familia se reducía considerablemente.

Hank confesó que llegó a aceptar este “destino”: “Eventualmente, todos los hombres dicen que no quieren tener hijos, pero los quieren, los quieren”.

La abuela Kristi Engelbrecht dio algunas luces adicionales sobre los periplos de esta pareja. A WFMY News 2 comentó que Aberli es no solo una sobreviviente del linfoma, sino también una luchadora tras librar una dura batalla contra este mal hasta el 2020.

Judah es un recordatorio de todas las cosas buenas, las promesas de Dios cumplidas y una comunidad que se une por el bien de los demás”, sentenció la mujer.