Mehmet Ozyurek es un hombre de 72 años que tiene la nariz más larga del mundo, según el Libro de los Récord Guinness. (Foto: YouTube: Guinness World Records).
Mehmet Ozyurek es un hombre de 72 años que tiene la nariz más larga del mundo, según el Libro de los Récord Guinness. (Foto: YouTube: Guinness World Records).

Mehmet Ozyurek tiene 72 años y ostenta en la actualidad la nariz más grande del mundo, con 8,7 centímetros de longitud. Hace unos días, el Libro Guinness de los récords mundiales (Guinness World Records) compartió en su canal de la entrevista que le hizo al turco, en el que cuenta detalles de su vida.

Lo tengo en mi familia (la nariz larga), mi padre lo tiene, mis tíos lo tienen, yo lo tengo. Las generaciones posteriores a mí lo tienen”, narra Mehmet, quien obtuvo el certificado del Libro Guinness de los récords mundiales por la nariz más larga del mundo.

El septuagenario reconoce que, desde pequeño, tuvo que lidiar con las bromas pesadas que le hacían sus amigos y, años después, con las miradas de la gente.

Mis amigos solían llamarme narizón para molestarme, pero me miré a mí mismo para ver si mi nariz es más grande que la de otras personas”, revela en la entrevista. Luego agrega: “Cuando entro en una situación social, llamo la atención de inmediato. Todos me miran. Me examinan. Sé lo que están pensando cuando me miran. Dicen: ‘Ah, mira la nariz de ese hombre’”.

“Dios me hizo así y me encanta”

Lejos de sentirse inferior al resto de personas por su condición física, Mehmet Ozyurek dice sentirse satisfecho.

Dios me hizo así. No hay nada que se pueda hacer en esa situación. Trato de vivir en paz con mi condición física y me encanta, así que esta es mi característica física”, refiere el ciudadano turco.

Al Mundo le gusta, a Récord Guinness le gusta. Por su puesto, a mi esposa también le gusta”, cuenta entre risas.

Capacidad olfativa diferente al resto

El turco Mehmet Ozyurek reveló que tiene una capacidad olfativa distinto al resto y percibe olores que pasan desapercibidos por otras personas.

Por ejemplo, fui a un lugar y dije: “hay un olor aqu’. Otras personas dijeron: ‘no olemos ese olor’”.

Finalmente, Ozyurek dijo que se siente complacido por representar a su país Turquía. “Algunos se convierten en mártires, otros se convierten en primeros ministros y algunos se convierten en poseedores de récords”, afirmó.