La botella viajó unos 2.500 kilómetros. Fue lanzada por una chica estadounidense en 2019. (Foto referencial - Pexels)
La botella viajó unos 2.500 kilómetros. Fue lanzada por una chica estadounidense en 2019. (Foto referencial - Pexels)

| El activista ecológico Steven Amos se encontraba limpiando una de las playas de la paradisiaca isla de Panasesa, en , cuando hizo un descubrimiento peculiar.

MÁS INFORMACIÓN: Abuelita supera el COVID-19 y lleva 800 tamales a los médicos que la atendieron

Este era una pequeña botella de vidrio en la que habían, como señaló , un puñado de arroz, algunas cáscaras y una carta.

MENSAJE

“Supongo que, si estás leyendo esto, significa que la botella ha sobrevivido durante su largo viaje y ha logrado llegar con seguridad a tus manos. ¡Espero que te encuentres bien! Tengo mucha curiosidad por saber adónde llegó esta botella y cuánto tiempo tardó en hacerlo”, mencionaba la misiva.

MÁS INFORMACIÓN: Una rusa ha convertido los deliciosos ‘macarons’ en fantásticas obras de arte

Esta había sido escrita por una adolescente de Estados Unidos llamada Niki Nie. Ella lanzó el envase al mar cuando navegaba entre Vanuatu y las Islas Marshall, en el océano Pacífico, a inicios de 2019.

“Cuando leí la carta, en noviembre de 2020, hice todo lo posible para ponerme en contacto con la señorita Nie y pude hacerlo con la ayuda de mi colega”, contó Amos, quien conoció a la joven por medio de una videollamada.

En dicha comunicación, el activista ecológico invitó a la chica a visitar a Papúa Nueva Guinea. Claro, luego que las restricciones por la pandemia sean levantadas.

Como dato adicional debemos indicar que la botella viajó aproximadamente unos 2.500 kilómetros. Fabuloso, sin dudas.