Kuno se encuentra actualmente retirado. (Foto: Gobierno de Reino Unido)
Kuno se encuentra actualmente retirado. (Foto: Gobierno de Reino Unido)

| Kuno es un perro que ha tenido una vida intensa. Este can, de raza pastor belga, formó parte de las Fuerzas Armadas de que enfrentaron a las milicias del grupo extremista islámico Al Qaeda.

Junto con los militares británicos, el can , la cual cometió una dantesco atentado en Londres en el año 2005.

Durante una de las operaciones, ocurrida en Afganistán, Kuno resultó herido de bala en dos de sus patas. Tras ser sacado del escenario de combate, el animal recibió tratamiento médico.

Las lesiones fueron tan graves que uno de sus miembros debió ser amputado. Luego de ser estabilizado, el can regresó a Reino Unido para su recuperación total.

TRATAMIENTO

Después de su arribo, Kuno fue sometido a un intenso programa en el que participaron veterinarios del Ejército, enfermeras veterinarias y fisioterapeutas caninos, asistidos por personal de la Universidad de Nottingham.

Para conseguir una recuperación exitosa, los especialistas colocaron una prótesis en el lugar de la pata faltante. De esta forma, Kuno pudo volver a correr. Actualmente, el perro se encuentra en condición de retirado.

Las acciones heroicas de Kuno, sin duda, cambiaron el curso de la misión y salvaron vidas. Se enfrentó al enemigo sin miedo ni vacilación, sin fallar en su deber a pesar de estar gravemente herido”, sostuvo Jan McLoughlin, director general de PDSA, organización benéfica veterinaria líder en Reino Unido.

Dicha institución le dará la medalla PDSA Dickin, el premio más alto que cualquier animal puede obtener mientras sirve en un conflicto militar. Kuno será el animal septuagésimo segundo que recibirá tal galardón.

MÁS HISTORIAS DE MASCOTAS