Si el hombre no hubiese intervenido, el perro ahora estaría muerto. (Foto: Kaleb Benham | CBS | New York post)
Si el hombre no hubiese intervenido, el perro ahora estaría muerto. (Foto: Kaleb Benham | CBS | New York post)

El joven Kaleb Benham se encontraba al interior de su domicilio, ubicado en Grass Valley, California (), cuando oyó un ruido extraño. Este provenía del exterior de la vivienda, donde descansaba su amado perro pit bull, Buddy. 

MÁS INFORMACIÓN: Hospital contrata a perrito para darle ánimos a los médicos durante la pandemia

Al acercarse a la ventana, el sujeto quedó espantado por lo que vio. “Escuché un gruñido (...) un oso lo estaba arrastrando por la cabeza, tenía la cabeza en su boca”, manifestó a .

En ese instante, él atinó a salir de la casa para salvar a su compañero de una muerte segura. “Simplemente corrí hacia allí, empujé al oso, y comencé a golpearlo en la cara y el ojo hasta que lo soltó”, sostuvo.

Este hecho ocurrió mientras se preparaba para celebrar el Día de Acción de Gracias.

MÁS INFORMACIÓN: “Deja un legado que nunca olvidaremos”: la emotiva despedida a un perro policía fallecido

VETERINARIO

Cuando todo estuvo seguro, Benham tomó a Buddy para llevarlo a un veterinario. Afortunadamente, encontró un centro abierto y los especialistas del lugar pudieron coser las heridas.

El chico, quien adoptó al pit bull hace ya varios años, recordó que se quedó viendo “a través de la ventana” la atención del equipo de médicos.

Se conoció que Buddy está encaminado a una recuperación exitosa. “Es un acto audaz y lleno de amor”, comentó un usuario de Facebook.

MÁS INFORMACIÓN DE HISTORIAS

VIDEO RECOMENDADO

Perro aprende a dibujar con su hocico y su talento da la vuelta al mundo en redes

Perro aprende a dibujar con su hocico y su talento da la vuelta al mundo en redes (28/11/2020)