La novia quedó devastada tras enterarse de la cancelación de su boda, cuando ya había planeado todo.| Foto: Jade White
La novia quedó devastada tras enterarse de la cancelación de su boda, cuando ya había planeado todo.| Foto: Jade White

Jade White y Adam Flitcroft, es una pareja en que planeó la boda de sus sueños con 4 años de anticipación. Ambos planificaron todo por completo, sin dejar ningún detalle al azar. Sin embargo, en este 2022 recibieron una noticia que enterró sus planes: la novia conoció vía la cancelación definitiva de su boda. ¿Qué ocurrió?

En 2018 la pareja había programado su boda para julio de 2020. Durante la búsqueda del lugar para celebrar la ceremonia con su familia y amigos ambos escogieron un lugar llamado Park Hall Hotel. Cuando conocieron el hotel, se dieron cuenta que era el sitio perfecto para celebrar su amor.

“Tan pronto como pusimos un pie en ese hotel hace cuatro años, supimos que era el indicado. Ambos lloramos porque se sentía muy especial y habíamos buscado por todas partes para encontrar el lugar perfecto”, .

Como en todo evento, la pareja tuvo que dar un adelanto al hotel es por eso que solicitaron un préstamo de 10 mil libras, es decir poco más de 13 mil dólares. Pero la pandemia del cambió los planes de su boda. Postergaron la fecha y debido al nacimiento de su segundo hijo, Jade y Adam escogieron el 29 de abril del 2023 como la fecha indicada para celebrar su boda.

Jade White y su pareja habían gastado en vestido, traje, pastel de boda e invitaciones.| Foto: Jade White
Jade White y su pareja habían gastado en vestido, traje, pastel de boda e invitaciones.| Foto: Jade White

Pero al parecer esta no estaba destinada a realizarse, pues la novia se enteró, a través de , que su boda se había cancelado para siempre. El pasado 13 de febrero su maquillista de pidió confirmar la dirección del hotel, en ese momento Jade ingresó a la página de Facebook del lugar y se dio con la sorpresa que el lugar había cerrado.

“Mi primera reacción fue llorar. Estaba llorando demasiado como para decirle a Adam lo que había sucedido; mi papá tuvo que llamarlo y contárselo. Absolutamente todo estaba preparado: se compraron trajes, anillos, se ordenó un pastel, se compraron decoraciones y se enviaron invitaciones”, indicó la novia. Hasta el momento no se conoce si el hotel se comunicó con la pareja para devolver el dinero que invirtieron.