El crimen cometido por la mujer ha consternado a muchas personas a lo largo de los años. (Foto referencial - Pexels)
El crimen cometido por la mujer ha consternado a muchas personas a lo largo de los años. (Foto referencial - Pexels)

La mañana del 21 de octubre de 1989, la Policía de la ciudad de Brisbane, en , recibió la llamada de un ciudadano que había avistado el cuerpo de un hombre desnudo flotando en un río cerca del parque Orleigh. El inicio de esta investigación llevó a conocer una macabra historia que tuvo como protagonista a una mujer llamada Tracey Wigginton.

Al llegar notaron que se trataba de un adulto que aparentaba bordear los 50 años. Tras una rápida revisión, los agentes encontraron una tarjeta que decía T.A. Wigginton.

Sin más que ello, el cadáver fue trasladado a la morgue para su identificación. Ahí se descubrió que el fallecido era Edward Baldock, un hombre de 47 años que llevaba a una vida familiar bastante tranquila.

Los forenses que examinaron el cuerpo determinaron que recibió 27 puñaladas. Sin duda, el crimen había sido cometido con una maldad pocas veces vista.

TARJETA

Los detectives asignados al caso averiguaron que Baldock salió con unos amigos la noche anterior a su asesinato. Análisis practicados al cadáver concluyeron que había ingerido una gran cantidad de alcohol.

Casi de inmediato se conoció que la tarjeta pertenecía a , de 24 años, quien vivía en la misma ciudad. Fue así que los investigadores la buscaron en su domicilio.

CRIMEN

La joven reveló que en la víspera del hallazgo había estado con su entonces pareja, Lisa Ptaschinski (24), y sus amigas Kim Jervis (23) y Tracey Waugh (23) en un bar exclusivo para mujeres.

Los policías no demoraron en ubicar a las demás chicas, las cuales terminaron confesando que Wigginton mató a Baldock.

‘VAMPIRESA’

Resulta que esa noche Tracey había bebido mucho. Entre risas, ella le dijo a una de sus amigas que necesitaba beber sangre humana. Esto no fue tomado en serio por las presentes, quienes pensaron que mejor era jugarle una broma a un hombre alcoholizado.

En un inicio, esta iba a consistir en llevar a un sujeto cualquiera cerca al río, desnudarlo y dejarlo ahí.

Ya en el auto, las féminas empezaron a buscar por las calles a su blanco. Inesperadamente, Baldock apareció en la ruta y decidieron poner en marcha su plan.

Bajándose el escote, Wigginton convenció al hombre de subirse al coche. Al llegar al río, ella llevó a Edward a los arbustos, donde comenzaron a sacarse la ropa.

De una forma inadvertida, Lisa le alcanzó un filudo cuchillo a su amada. Sin pensarlo demasiado, Tracey apuñaló al hombre.

Cuando estaba en el suelo y agonizando, la homicida se aproximó a una de las heridas y empezó a succionar la sangre que salía a borbotones con gran fascinación.

PRISIÓN

Wigginton fue procesada y condenada a cadena perpetua por el crimen del sujeto. Ella pudo salir de prisión el 11 de enero de 2012 bajo el juramento de no contactarse con sus cómplices ni vender su historia a los medios. En total, pasó 22 años tras las rejas.

TE PUEDE INTERESAR

VIDEO RECOMENDADO

Tatuajes que brillan en la oscuridad
Se basan en una antigua técnica y no son permanentes.

TAGS RELACIONADOS