Módulos Tomas de Canal

Sara Eisenman, la mujer que se convirtió en símbolo de belleza tras decidir lucir sus canas naturales

Ciudadana estadounidense llegó a teñirse la cabellera cada dos semanas para ocultar sus canas; sin embargo, todo cambió con la llegada de sus hijos, quienes le hicieron darse cuenta de que habían cosas más importantes por las que debía preocuparse 


Laura Worsley, la mujer que tras 13 abortos pudo convertirse en madre

La impactante fotografía que demuestra lo rápido que se están derritiendo los polos


Teñirse el cabello es una solución de belleza que ya no se circunscribe a ningún género ni razón en específico; sin embargo, suele ser utilizado para ocultar las canas que empiezan a aparecer al llegar a la edad adulta.

Este fue el caso de Sara Eisenman, una neurocientífica de Arizona, Estados Unidos, que comenzó a llenarse de canas cuando tenía solamente 21 años edad. 

Lo anterior le hizo llevar una agitada rutina que la obligaba a teñirse el cabello cada dos semanas sin falta, según contó a Daily Mail. 

"Mi cabello se volvió enteramente plateado de la noche a la mañana cuando tenía 21. Fui al espejo un día y descubrí que las canas salían de las raíces por toda mi cabeza", aseguró.

Sara Eisenman

Foto: Instagram

Foto: Instagram

Su temor a que alguien viera su nuevo color natural la llevó a pintarse la cabellera algunas horas antes de dar a luz. De esta forma, quienes la visiten en el hospital "no verían ningún signo del envejecimiento de su cabello".

"Me avergonzaba al punto en el que evitaba a la gente por temor a que vieran mis raíces. Incluso pinté mi cabello horas antes de saber que entraría en labor de parto de mi hijo, para que todos los que visitaran al nuevo bebé vieran que su mamá tenía el cabello recién teñido de negro y sin raíces blancas", dijo.

Sin embargo, todo cambió tras el nacimiento de su segundo hijo, Abe, haciendo que se de cuenta que había cosas más importantes en la vida que preocuparse si tenía el cabello teñido o no.

Ya con 37 años de edad, y después de haberse cambiado el color de la cabellera durante 16 años, Eisenman decidió quitarse el tinte y empezó a ver como un intenso color plateado 'invadió' su cabeza.

Lo que antes era sinónimo de vergüenza pasó a convertirse en un símbolo de belleza natural y libertad para ella y su familia.

"Estoy muy agradecida de tener un rol en el que puedo ayudar a otras mujeres a descubrir lo increíbles que son en verdad y qué tan libre y divertida puede ser la vida", declaró.

Sara cumplirá 44 años en septiembre y, en lugar de sentirse como si estuviera en declive a medida que pasan los años, tiene más energía que nunca y siente que ha tomado la mejor decisión de su vida. Todo gracias a apreciar el color plateado natural de su cabello.

Ella explicó que "muy poca gente sabe que el cabello plateado tiene un brillo natural y magia que solamente se apaga con el tinte". "Tiene un efecto reflectante como si fuera un espejo", agregó.

Aunque no todos comprenden su decisión de mantener el color de su cabello natural, ella asegura que no le importan las opiniones de otras personas ya que dice ser la persona más feliz desde que se alejó del tinte.

"Al apreciar mi cabello plateado me siento más viva, más bella y más sexy que nunca a mis 40 años. Mi filosofía es que, en todas las etapas de la vida, no necesariamente 'envejecemos', sino que tenemos la oportunidad de crecer continuamente", dijo. 

"Apreciar lo que la vida nos da es lo que realmente significa envejecer", concluyó.

IrMundial 2018