Irlandesa es condenada a 4 años de cárcel por acosar a su ex por una década

Los jueves que vieron el caso calificaron la conducta de Lina Tantash como "siniestra y sostenida". Su antigua pareja incluso tuvo que abandonar Irlanda huyendo del acoso

Lina Tantash

La irlandesa Lina Tantash hizo firmar a su ex pareja un "contrato de amor" con el que lo perseguía cuando la relación ya había terminado. (Foto: Lina Tantash)

Internet

Se defendió, diciendo que sufría un trastorno mental, pero los jueces decidieron encerrarla en prisión por cuatro años. Una mujer irlandesa de 43 años fue sentenciada el jueves pasado por una conducta "siniestra y sostenida" -según los jueces-, al haber acosado abrumadoramente a su ex pareja, dejándola al borde de la desesperación.

La serie de acontecimientos que sirvieron de base para la condena fueron detallados en la prensa británica, donde se informó que Lina Tantash, una gerente de proyectos "altamente inteligente", llegó a pasarle a la víctima, Jarlath Rice (de 50 años), 50 mil libras esterlinas (alrededor de $43 millones), con tal de que él firmara un "contrato de amor" de 21 cláusulas.

La historia de desamor comenzó en 2007, en Dublín (Irlanda), cuando Tantash y Rice comenzaron una relación que solo duró semanas. Pese a todo, la mujer se rehusó a dejar de contactarlo por el dinero que él le debía, y redactó el insólito contrato, que estipulaba que Rice debía dejar de negar que estaba en una relación, y establecía que él debía vivir con ella tres veces a la semana, hablar por teléfono al menos 15 minutos cada noche y ser amoroso.

Desesperado, Rice se mudó a Brighton, al sur de Inglaterra, pero Tantash lo siguió hasta allá y buscó trabajo para establecerse ahí.

Según indica The Telegraph, la irlandesa contrató los servicios de un detective privado para ubicar a Rice, e incluso llamó por teléfono 137 veces en una sola noche, a un colega de este, pidiéndole información del paradero y el número de celular de su "enamorado", y ofreciéndole mil 500 libras esterlinas (un millón 290 mil pesos) a cambio de la información.

No solo eso. Con tal de llamar la atención de Rice, la mujer mandó 200 libras ($170 mil) en delivery de pizza hasta su lugar de trabajo, una universidad local. Pero su acoso se intensificó aún más, cuando empezó a temer que su ex estuviera involucrado sentimentalmente con una compañera de trabajo, de nombre Sarah Bolland, quien se terminaría uniendo a Rice para acusar a Tantash de acoso.

- Las amenazas a la supuesta nueva pareja -
Pese a negar hasta el día de hoy haberse relacionado amorosamente con el hombre, Bolland fue objeto de abusivos correos electrónicos y llamadas de parte de la acusada, quien le exigía dejar de ver inmediatamente a Rice y llegó a amenazarla de muerte si no lo hacía.

Entre la información dada a conocer por la prensa local, se indicó que Tantash llamó "fea" a Bolland, agregando que "parecía un caballo" y que su piel era como un "yogurt cuajado". Además, deseó que tuviera un final "desconsolado y horrible".

Tantash fue arrestada por dos cargo de acoso en contra de Rice y Bolland, y el jueves pasado fue sentenciada a cuatro años de prisión, en medio del llanto de su madre que pidió al juez que tuviera piedad con su hija, señalaron medios británicos.

Durante el juicio, Rice aseguró que la situación vivida lo llevó al borde de la desesperación y que pasó por períodos en que contempló la idea de atentar contra su propia vida.

"La señorita Tantash lamenta profundamente su comportamiento y ha comprendido el impacto que ha tenido", dijo la abogada de la mujer, Teresa Mulrooney.

Fuente: El Mercurio/GDA


Tags Relacionados:

Irlanda

Acoso

Inglaterra

IrMundial 2018