El caso de la millonario estadounidense de 23 años que no sabe qué hacer con su fortuna. (Foto: @linsey99_)
El caso de la millonario estadounidense de 23 años que no sabe qué hacer con su fortuna. (Foto: @linsey99_)

Linsey Donovan es una joven de Estados Unidos que, con solo 19 años, logró convertirse en millonaria. Tras invertir su dinero, logró generar ingresos que aumentaron su fortuna. Ahora, se caracteriza por tener una vida llena de lujos y, en ocasiones, no sabe qué hacer con su dinero.

Aunque nació sin comodidades en la ciudad de Maryland, las cosas cambiaron para ella cuando decidió mudarse a Florida.

Por aquel entonces se inició modelando en las redes sociales, donde empezó a hacerse conocida por ser comparada con la muñeca Barbie.

Tras obtener sus primeros ingresos, Linsey invirtió en el negocio inmobiliario. Gracias a él, es dueña de siete propiedades valorizadas en cinco millones de dólares.

“Gané mi primer millón de dólares cuando tenía 19 años, compré siete casas y tengo una cartera de propiedades que asciende a cinco millones de dólares”, dijo la joven en conversación con el medio Truly.

“Estoy viviendo el sueño de muchas personas”

En la casa que reside actualmente, vive junto a sus mascotas, quienes tienen sus propias habitaciones. Asimismo, cuenta con una colección de maquillaje valorizada en 50 mil dólares, misma cantidad que ha gastado en ropa y zapatos.

“Desde que tenía 16 años probablemente he gastado fácilmente más de 100.000 dólares en ropa”, explicó. “Sé que estoy viviendo la vida de los sueños de muchas personas, pero trabajo mucho para conseguir lo que tengo”.

Pese a vivir una vida de ensueño, la influencer decidió compartir su éxito con sus padres, a quienes les regaló una casa.

Las bienes raíces no son su única fuente de ingresos, pues también se dedica a las transmisiones en vivo, negocio que le hace ganar miles de dólares en cuestión de horas.

“Todavía me pellizco y digo ‘Oh, Dios mío, me estoy despertando en esta casa de ensueño de Barbie’”, dice Linsey, quien creó su fortuna sin el apoyo de sus padres y sin ningún tipo de asesoría.