Módulos Tomas de Canal

Tardó tres años en percatarse de que sus cajones azules eran en realidad grises

La mujer compró un gabinete para su habitación que creía combinaría perfecto con el resto de los muebles, pero siempre pensó que le dieron un color equivocado.

Kayleigh Greer

Kayleigh Greer tiene 35 años, tres hijos y una peculiar historia que contar basada en lo despistada que pudo ser. (Foto: Twitter oficial)

Kayleigh Greer tiene 35 años, tres hijos y una peculiar historia que contar basada en lo despistada que pudo ser. (Foto: Twitter oficial)

Singular historia. Hace tres años, Kayleigh Greer decidió tener un nuevo mueble en su casa. En él guardaría diversos artículos ya que el modelo pensado tenía varios cajones y encima pondría un televisor. Eligió el color gris y esperó a que llegara; sin embargo, recibió uno color azul, algo que la hizo sentir engañada. Han pasado los años y la historia cambió radicalmente y todo por un descuido, ¿qué pasó?

La mujer, quien reside en Stevenage, Hertfordshire, Inglaterra, hizo la compra en la tienda B&Q y tras recibir el envío los llamó inmediatamente para consultar si tenían otros colores disponibles pues ese no era el que había pedido. Cuando le dieron una respuesta negativa, no le quedó más que acostumbrarse al mueble azul, hasta hace unos días.

Y es que limpiando la habitación, Kayleigh Greer, de 35 años, se dio cuenta de algo: el color azul del gabinete estaba despegándose. Así como lo lees. Esta mujer nunca se percató que algunos muebles vienen con una lámina protectora para evitar que se dañen, la misma que se debe retirar en casa.

Tres años después comprobó que nunca lo hizo y empezó la labor sin dejar se sorprenderse, pues el mueble del que tanto renegó siempre fue gris. Con todos los pedazos de plásticos retirados en sus manos, bajó corriendo las escaleras a contarle el gran descubrimiento a su esposo Darren, quien no paró de reír al ver lo despistados que habían sido.

Esta pintoresca historia le valió hacerse popular en redes sociales, donde su descuido se ha vuelto viral. Además, le realizaron diversas entrevistas en las que aseguró que fue como obtener un nuevo mueble “sin gastar un centavo” y que debajo de toda la lámina protectora “había un gris muy bonito. Se ve increíble”.

Kayleigh Greer tiene tres hijos Taylor de 8, Greyson de 17 meses y Félix de 16 semanas, una hermosa familia y una peculiar anécdota para contar en todas las reuniones a la que asista.

Tags Relacionados:

Inglaterra

Historias

IrMundial 2018