La increíble razón por la que un niño tuvo problemas respiratorios durante 5 años. (Foto: Referencial / Freepik)
La increíble razón por la que un niño tuvo problemas respiratorios durante 5 años. (Foto: Referencial / Freepik)

Los padres de un niño de Australia, que había tenido problemas respiratorios durante la mayor parte de su corta vida, se llevaron tremenda sorpresa al descubrir que el pequeño tenía un juguete de plástico atascado en su garganta.

Marley Enjakovic, de 8 años, solía tener problemas para respirar y vomitaba con frecuencia. Cuando tenía 2 años, presentaba tos constantemente, pero sus padres decidieron no prestarle mucha atención en aquel momento, informó el .

Un par de años después, los médicos le diagnosticaron asma. Si bien empezó a utilizar un inhalador, su condición empeoró con el paso del tiempo.

Jay Enjakovic, su padre, creía que el diagnóstico no estaba en lo correcto. “Presionamos a los médicos e hicimos más preguntas. Realmente queríamos una respuesta porque teníamos la sensación de que no era asma”, recordó.

Cuando Marley fue hospitalizado el año pasado, descubrieron mediante un examen de rayos X que “algo estaba pasando con su esófago y su tráquea”.

Tras el análisis, el menor fue diagnosticado con fístula traqueoesofágica, una “conexión de su esófago a su tráquea, lo que significa que la comida, la bebida y la saliva básicamente habían estado ingresando a su tráquea (vías respiratorias) y pasando a sus pulmones”, explicó la madre. Así, el niño fue sometido a una operación.

La tremenda sorpresa que se llevaron poco antes de operarlo

Antes del procedimiento, se dieron cuenta de que había algo alojado en su garganta. “Se trataba de un pedazo de plástico, una flor de plástico artesanal, de sus vías respiratorias”, señaló la madre.

“No podía creerlo, esa fue la causa de todo. Me sentí muy aliviada de tener una respuesta finalmente”, agregó.

Tras el susto, los padres no tienen idea del tiempo exacto que el objeto pasó dentro de la garganta de su hijo, pero creen que “al menos cinco años, ya que fue cuando comenzamos a notar pequeños problemas que empeoraron con el tiempo”.

Jay dijo por su parte que aún no concibe la noticia, además de estar conmocionado por el descubrimiento.

Marley aún se encuentra en etapa de recuperación, ya que tras la inflamación, que ya superó, aún debe tratar la fístula.

“Es el niño más fuerte, casi nunca se queja, es muy valiente”, añadieron sus padres.


Síguenos en nuestras redes sociales:


TAGS RELACIONADOS