El caso de la joven que recibió un terrible diagnóstico tras sentirse "extremadamente cansada". (Foto: Referencial / Freepik)
El caso de la joven que recibió un terrible diagnóstico tras sentirse "extremadamente cansada". (Foto: Referencial / Freepik)

Una joven de Buckinghamshire, Inglaterra, asumió que sus fuertes dolores de estómago se debían a su constante consumo de alcohol; sin embargo, jamás imaginó que este síntoma era en realidad una señal de que padecía una grave enfermedad.

“Salía y bebía mucho, y al día siguiente me dolía mucho la barriga, debajo del diafragma”, recuerda Molly Hunt, de 21 años, según consigna el medio . “Simplemente pensé, ‘Oh, esto es nuevo, mi cuerpo no debe ser capaz de tolerar tanto el alcohol’”.

La joven también se sentía “extremadamente cansada” y a menudo dormía la mitad del día. “Realmente no podía concentrarme en muchas cosas porque el cansancio era muy fuerte”, señala, a pesar de dormir casi 15 horas algunas noches.

Pronto, el salir con amigos le empezó a causar miedo. “El cansancio me golpeaba de la nada”, dijo Molly, cuya vida académica se vio afectada debido a la falta de energía.

A pesar de sus síntomas, ella pensó que su condición era simplemente el resultado de una “exageración”. “A veces pensaba que era una resaca, y a veces lo achacaba a la carga de trabajo en la universidad”, recordó la estudiante, quien se asustó al ver que en su cuello se formó una hinchazón.

En un video publicado en sus redes sociales, explicó que encontró “un pequeño bulto duro en la parte superior de la clavícula”, el cual tenía el tamaño de “dos uvas juntas”. También sentía una “sensación de ardor” debajo de la piel.

Tras ello, Hunt se dirigió a un hospital, donde le hicieron análisis de sangre y le diagnosticaron ganglios linfáticos reactivos. Desafortunadamente, la protuberancia no desapareció, por lo que fue sometida a pruebas adicionales.

Un duro diagnóstico

Luego de varios días de espera, la joven recibió la noticia de que tenía linfoma de Hodgkin en etapa 2, enfermedad por la que se forman células malignas (cancerosas) en el sistema linfático.

“Recuerdo que estaba llorando incontrolablemente, era como si estuviera casi gritando. Fue horrendo”, señaló.

El pasado 20 de junio, la estudiante comenzó la quimioterapia y tuvo buenos resultados ya que de las 12 rondas que tenía programadas, se las redujeron a 6.

“Entré en mi tercera ronda de quimioterapia con una mentalidad más positiva y ahora estoy emocionada por el futuro”, dijo Hunt, quien utiliza su cuenta de TikTok para documentar su experiencia como paciente de cáncer.

@mollyhunt146 Getting there xx #fyp #foryoupage #hodgkinslymphoma #cancersucks ♬ original sound - Eii

Ella espera que lo sucedido con ella sirva como una advertencia para otros. “Mi mensaje sería: nadie conoce tu cuerpo como tú mismo, y si sabes que algo anda mal, haz que lo revisen porque definitivamente puede salvarte la vida”, aseveró.

Qué es el linfoma de Hodgkin

Según el portal cancer.org, el linfoma de Hodgkin en adultos es un tipo de cáncer que se forma en el sistema linfático. El sistema linfático es parte del sistema inmunitario, que protege el cuerpo contra infecciones y enfermedades.

Los factores de riesgo del linfoma de Hodgkin en adultos son los siguientes:

  • Edad. El linfoma de Hodgkin es más común en los adultos jóvenes de 20 a 39 años y en los adultos de 65 años o más.
  • Sexo masculino. El riesgo de linfoma de Hodgkin en adultos es un poco mayor en los hombres que en las mujeres.
  • Infección por el virus de Epstein-Barr. Tener la infección por el virus de Epstein-Barr (VEB) durante la adolescencia o la niñez temprana aumenta el riesgo de linfoma de Hodgkin.
  • Antecedentes familiares de linfoma de Hodgkin. Tener uno de los padres o hermanos con linfoma de Hodgkin aumenta el riesgo de linfoma de Hodgkin.

TAGS RELACIONADOS