Módulos Tomas de Canal

Mujer se metió a su casa, acarició a su perro, lavó los platos… y se fue sin llevarse nada

Cheyenne Ewing fue arrestada poco después tocando las puertas de otras cosas en un barrio cercano. Ocurrió en Estados Unidos y el hecho se volvió tendencia en las redes sociales

Se mete a casa y no se roba nada

La mujer ingresó ilegalmente mientras la propietaria todavía se encontraba en la vivienda. (Foto: Pexels/Referencial)

La mujer ingresó ilegalmente mientras la propietaria todavía se encontraba en la vivienda. (Foto: Pexels/Referencial)


► Perro se pone a jugar Jenga como si fuera profesional y sorprende en las redes sociales

► El triste desenlace de un perro que decidió montar un skate y que es viral en redes


¿Te imaginas que alguien se meta a tu casa pero en vez de llevarse cualquier objeto de valor, te ayude con los quehaceres y hasta dedique unos minutos para jugar con tu mascota? Eso fue exactamente lo que ocurrió en Estados Unidos, donde una mujer protagonizó una singular historia policial.

La dueña del inmueble relató a los oficiales de la Oficina del Comisario del Condado Vinton que la transgresora, identificada como Cheyenne Ewing, ingresó por la puerta trasera de la vivienda del barrio de Hamden, en el sur de Columbus, en Ohio.

Una vez adentro, Ewing se sentó en un sofá, acarició al perro de la familia y lavó los platos sucios antes de abandonar el domicilio. La propietaria aseguró a las autoridades que no conocía a la mujer ni tampoco la había invitado a pasar.

En su declaración, la agraviada contó que llamó a la policía para reportar el hecho cuando todavía la mujer –que se comportaba de manera extraña– se encontraba en el interior pero que abandonó el lugar antes de la llegada de los agentes.

Mientras los oficiales tomaban la declaración de la propietaria del inmueble, la Oficina del Comisario del Condado Vinton recibió un llamado de que una mujer, cuya descripción coincidía con la del anterior hecho, estaba tocando las puertas de otras casas a pocas calles de donde se encontraban.

La oficial Michelle Thomas arribó al mencionado lugar y se puso en contacto con la sospechosa, que parecía encontrarse bajo la influencia de algún estupefaciente, y que en primera instancia le proporcionó un nombre falso.

Ewing, quien antes de ser arrestada mencionó que no había dormido en dos días, fue llevada a la Cárcel Regional del Sureste de Ohio acusada de robo pero tal parece que no permanecerá mucho tiempo tras las rejas ya que saldría próximamente en libertad bajo fianza.

Tags Relacionados:

Historias

Estados Unidos

Insólito

IrMundial 2018