Módulos Tomas de Canal

Médicos le dijeron que tenía una verruga, pero casi pierde la oreja por un cáncer

Anthea Smith, una madre de familia de 42 años, usa estos aparatos de bronceado artificial desde que tenía 14 y ahora se arrepiente de hacerlo, al punto de querer que se prohíba su uso en el Reino Unido

Una madre de familia del Reino Unido (UK) que usó camas solares durante los últimos 24 años de su vida ahora busca que se prohíba su uso luego de que tuvieran que amputarle una oreja por una aparente verruga que terminó convirtiéndose en cáncer a la piel.

Anthea Smith (43) empezó a usar estos aparatos desde los 14 años pero en 2010, se percató de la existencia de un punto rojo en una de sus orejas, pero por cinco años los doctores le dijeron que se trataba de una simple verruga.

▷ Científicos hallan un USB con 'fotos' en las heces de una foca y ahora buscan a su dueño

Sin embargo, la ‘verruga’ se transformó en un tumor de color negro y marrón, determinándose con una eventual biopsia que se trataba de un agresivo melanoma maligno que le costó la oreja izquierda, los nódulos linfáticos, el hueso temporal y las glándulas salivales.

Después de dos largas operaciones y 32 extenuantes sesiones de radioterapia, Anthea ahora usa una oreja prostética y vive con constantes problemas del equilibrio, entumecimiento facial y tinnitus, llamado frecuentemente como “zumbido en los oídos”.

Pese a encontrarse en un estado de “Sin Evidencia de Enfermedad Activa” (NEAD por sus siglas en inglés), Anthea vive con la aterradora posibilidad de que el agresivo cáncer a la piel que padeció pueda regresar y costarle la vida.

Anthea culpó de su condición a su “ingenuo” uso de las camas solares y ahora pide al gobierno de su país que siga el ejemplo de naciones como Australia y Brasil a fin de que estos aparatos para broncearse artificialmente sean restringidos.

Actualmente en el Reino Unido las leyes prohíben que cualquier persona de 18 años use camas solares pero Smith asegura que muchas menores de edad encuentran la forma de burlarlas si se encuentran desesperadas por obtener un bronceado.

“Todos fuimos ingenuos al creer ese cuento de que si nos vamos de viaje necesitamos preparar nuestra piel. Esa es exactamente la forma en que se promocionan estas camas solares, que hasta son llevadas a tu casa y son usadas por todos”, precisó.

“A uno le hacen creer que un bronceado es saludable aunque es realmente lo opuesto a eso. Es algo muy molesto de ver, incluso hasta en las redes sociales”, añadió Smith en declaraciones recogidas por el diario británico The Mirror.

“Mi principal ambición y objetivo es que se prohíban las camas solares. Sería como una celebración personal si logramos que se restrinja su uso en el Reino Unido. No hay necesidad de que existan”, acotó.

Tags Relacionados:

Reino Unido

Insólito

IrMundial 2018